25.8 C
Tarapoto
martes, diciembre 6, 2022

Subprefectura y Manos Unidas se unen para exigir justicia para niñas ultrajadas

La presidenta de Manos Unidas, Mirian Pinchi Daza es la persona que denunció ante la Comisaría de La Banda de Shilcayo al padrastro de las niñas, quien es un vigilante del hospital regional de Tarapoto. La Subprefecta provincial de San Martín y representantes de la Defensoría del Pueblo, se constituyeron a la dependencia policial a exigir que el caso no quede impune.

Por su parte la subprefecta provincial de San Martín, Astrid Gámez Marreros, manifestó que comunicó el caso al Centro de Emergencia Mujer para que los apoyen con un asesor legal para que acompañe a las víctimas a pasar el reconocimiento médico y la prueba de la cámara Geseel.

“En este caso todas las autoridades debemos de estar unidas para exigir una exhaustiva investigación. No es posible que todos los días tengamos que estar lamentándonos con este tipo de hechos. Vamos monitorear muy de cerca este caso y exhortamos a la fiscal que busque los elementos para que el sujeto sea detenido” señaló la subprefecta.

Sin embargo por no haber flagrancia delictiva el imputado no puede ser detenido por más de cuatro horas, ante ello la presidenta de Manos Unidas mostró su malestar por las leyes que no ayudan a resolver estos casos en el menor tiempo posible. “Creemos que con un reconocimiento médico es suficiente para solicitar una detención preliminar por 72 horas” indicó Mirian Pinchi.

Mientras tanto el vigilante Olmedo Guerrero continúa libre y laborando como vigilante privado en el nosocomio del barrio Partido de Tarapoto. (Hugo Anteparra)

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,696FansMe gusta
58SeguidoresSeguir
1,855SeguidoresSeguir

Últimos artículos