jueves, agosto 11, 2022

Un cuento que no tendría fin

Silvia Quevedo Bardález
[email protected]

Ver las noticias políticas nacionales no hacen más que matar la ilusión de un futuro mejor. Un futuro donde los gobernantes piensen realmente en mejorar las cosas en nuestro país. Donde los jóvenes y no tan jóvenes logremos alcanzar ese futuro deseado. Con seguridad social, con una jubilación que permita tener una vida digna.

Un cuento que no tendría fin en nuestro país se llama corrupción, que dejó de ser cuento (hace rato) para convertirse en realidad, que con el pasar del tiempo se va quedando impregnada en nuestra clase política y es peor que el más vil de los virus infecciosos.

Soñar cambiar, soñar ser mejor, soñar con un futuro mejor para nuestros hijos se desmorona. Despertamos y nos damos cuenta que parecería imposible.

Decimos que debemos dejar de ser pesimistas; sin embargo, las lecciones diarias nos dicen lo contrario y nos aterrizan en un aeropuerto totalmente desconocido.

Desde ya, la campaña se inició, con golpes bajos, tratando de limpiar currículos para paracer aceptables, con historias que nos vuelven a hacer soñar en un despertar mejor.

Aveces, es preferible seguir soñando, sin contaminarnos con tanta basura que nos ofrecen. Dejando se ser simple veedores y poner el hombro desde nuestras trincheras. ¿Lograremos algún día tan ansiado sueño?

Artículos relacionados

Mantente conectado

33,241FansMe gusta
3SeguidoresSeguir
1,831SeguidoresSeguir

últimos artículos