21.8 C
Tarapoto
domingo, febrero 5, 2023

El Café

COMPOSICIÓN DEL CAFÉ

El café es la bebida natural más rica en cafeína, la sustancia más conocida del café y la que le confiere las propiedades estimulantes y parte de su sabor amargo.

Contiene ácidos orgánicos que influyen en el sabor, olor y aroma del café y son responsables de su acidez; así como minerales (potasio, magnesio, calcio, cromo…) y vitaminas (niacina), aunque su valor nutritivo es casi nulo, dada la poca cantidad necesaria para elaborar una taza de café.

LA CAFEÍNA

La cafeína es un alcaloide producido por las hojas, las semillas o los frutos de unas 60 plantas de todo el mundo.

Se trata de una sustancia que penetra con facilidad en todas las células del organismo y estimula la transmisión de los impulsos entre las neuronas.

Por ello, se admite que una cantidad diaria de cafeína inferior a 300 miligramos, equivalente a dos o tres tazas de café, tonifica al organismo, alivia la fatiga, retrasa el cansancio y favorece las funciones intelectuales.

Además, la cafeína posee un efecto vasoconstrictor a nivel cerebral, lo que explica su presencia en algunos medicamentos indicados para tratar la migraña.

El consumo frecuente de café lleva consigo una adaptación a la cafeína, que no se considera como adicción, y esto explica que personas habituadas a tomarlo puedan experimentar síntomas como cansancio, irritabilidad, falta de concentración o dolor de cabeza si no ingieren su dosis habitual de cafeína.

También explica que quienes están acostumbrados a tomar café cada noche no sufran de insomnio por ello.

La cafeína no se acumula en el organismo, se degrada en el hígado y se elimina por la orina entre 3 y 6 horas después de su consumo.

Tiene un leve efecto diurético, por lo que grandes dosis de cafeína pueden provocar deshidratación.

EFECTOS ADVERSOS DEL CAFÉ

Beber demasiado café puede provocar efectos indeseables como agitación, insomnio, taquicardia, temblor y trastornos gástricos, aunque hay quienes sufren malestar con una sola taza.

La cafeína aumenta la secreción de ácido clorhídrico y de pepsina en el estómago, por lo que el café y otras bebidas que la contienen no están indicadas en caso de molestias digestivas, como la gastritis.

La cafeína produce un aumento (ligero y transitorio) de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial, efecto que se extingue en un tiempo breve, por lo que las personas con hipertensión o cardiopatía (enfermedad del corazón) podrían consumir café con moderación, siempre con asesoramiento médico.

LA CAFEÍNA EN EL DEPORTE

El consumo de cafeína es legal en el deporte de alta competición y se considera una sustancia dopante sólo si se consume en altas dosis (5-6 tazas de café fuerte).

La cafeína estimula la secreción de adrenalina, lo que acelera la liberación a la sangre de ácidos grasos que están almacenados en el tejido adiposo (reserva de grasas).

Esto permite que, durante los primeros momentos del ejercicio, el organismo utilice ácidos grasos, por lo que las reservas musculares de glucosa duran más y se retrasa la aparición del cansancio y calambres.

Sin embargo, a causa del elevado número de estudios científicos en los que se valora la acción de la cafeína con distintos efectos sobre deportistas, resulta difícil una interpretación única de sus resultados.

EL CAFÉ EN LA ADOLESCENCIA

Los efectos del café se manifiestan de forma más acentuada en los adolescentes.

La adolescencia es una etapa de la vida en la que tienen lugar cambios fisiológicos y emocionales muy importantes.

En algunos casos, el adolescente intenta imitar el comportamiento de los adultos reproduciendo parte de sus hábitos.

Algunos comienzan a fumar y también a tomar café de forma habitual.

Si bien, es en la época de exámenes cuando el consumo de café por parte de los adolescentes aumenta de una forma importante, lo que hace que en muchos casos se produzcan efectos opuestos a los deseados.

A la hora de hablar de los efectos del café, es importante tener en cuenta que éstos van a depender de la cantidad de cafeína consumida.

Se estima que cantidades inferiores a 200 miligramos de cafeína al día, lo que equivale a dos o tres tazas de café, consiguen aliviar la fatiga, tonificar el cuerpo y favorecer las funciones intelectuales al mantener despierto y en estado de alerta a quien la consume.

La cafeína posee también un leve efecto diurético, y se elimina por la orina entre 3 y 6 horas después de haber sido ingerida.

EFECTOS ADVERSOS DEL CAFÉ

Los efectos negativos del café aparecen cuando éste se toma en exceso, sin embargo, en el caso de los adolescentes hay que tener en cuenta que su peso corporal es menor al de los adultos, lo que va a hacer que estos efectos negativos aparezcan con ingestas de café inferiores.

Por eso es más fácil que los adolescentes con dos tazas de café o solamente con una, empiecen a notar temblores, nerviosismo, palpitaciones o irritación gástrica, ya que la cafeína aumenta la secreción de ácido clorhídrico y de pepsina en el estómago.

Además, el exceso de café provoca la aparición de otros síntomas como insomnio y menor capacidad de rendimiento, sobre todo en personas que no están habituadas a su consumo.

Por ello, en época de exámenes si se toma café es recomendable hacerlo en cantidades moderadas, es decir, no conviene tomar más de dos tazas al día.

Hasta la próxima semana.

Pueden sugerir temas a tratar a través del WHATSAPP 9999 6 2366

Dr. HÉCTOR PEREDA SERNA – PEDIATRA
Consultorio: Jr. Independencia Cuadra 7 (Zaragoza) Moyobamba
Atención:    lunes a viernes:  mañanas:   de 9:30 am. a 12:30 pm.
tardes:        de 4 pm a 7 pm.
WHATSAPP: 999 962 366
Fanpage: Dr. Héctor Pereda Serna – Pediatra
CELULAR PARA CITAS: 933 839 979

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,856FansMe gusta
77SeguidoresSeguir
1,852SeguidoresSeguir

Últimos artículos