27.8 C
Tarapoto
sábado, marzo 2, 2024

El trágico caso del joven indígena Shawy que falleció en prisión por un crimen que no cometió

Joven fue condenado a 8 años en prisión por un robo que no cometió y a pesar de que luchó para quedar libre, el cáncer terminó quitándole la vida

Los restos del joven fueron sepultados en el cementerio general de Moyobamba y un grupo de personas exigieron  a las autoridades que limpiaran su nombre.

Un caso más de las injusticias en el Perú, se vivió en el año 2017, donde un caso fue muy sonado, el de Bitrión Baneo, un joven era un integrante de la comunidad originaria de Shawy, y por una confusión fue acusado de robar una laptop y por ello, fue condenado a pasar sus últimos años de vida en prisión por un crimen que no cometió.

Bitrión Baneo peleó su caso insaciablemente, lo único que quería era justicia y recuperar su libertad, ya que, era un hombre de bien y nunca le había hecho daño a nadie, pero lamentablemente, en el proceso falleció sin encontrar ningún tipo de justicia.

Nunca tuvo DNI por lo que no pudo probar su verdadera identidad

Según información de su expediente, este joven fue detenido en un establecimiento de Moyobamba, en la región de San Martín, justo momentos después de haberse perpetrado un robo. El agraviado dijo que el responsable sería un sujeto de nombre Jhonathan Vásquez.

A pesar de insistir en múltiples ocasiones que esa no era su identidad, Bitrión Baneo fue detenido de todas formas y sentenciado a ocho años de prisión por el delito de robo agravado. “Me acusan por robo, me denuncian con otro nombre y como no tengo DNI, me encerraron”, expresó el joven para las cámaras de Panamericana Televisión, quienes le hicieron un reportaje cuando el joven aún estaba en vida.

Luchó contra la injusticia y el cáncer

Para su mala suerte, Bineo era huérfano y pertenecía a una lejana comunidad indígena del Alto Amazonas, por lo que nunca tramitó su documento de identidad y no pudo demostrar así su verdadero nombre. Sumado a eso, su salud empeoró rápidamente, pues tan solo algunos meses luego de ser sentenciado, el joven fue diagnosticado con cáncer al pulmón.

Debido a la mala gestión en los hospitales, el muchacho no fue atendido oportunamente por lo que su enfermedad avanzó rápidamente y provocó su muerte en el nosocomio donde se encontraba en aquel momento. La Cruz Roja intentó proporcionarle atención digna y también lo ayudaron a tramitar su DNI. Sin embargo, la inscripción no llegó a tiempo y Bitrión Baneo perdió la vida.

Sepultado y condena

Los restos de Bitrión Baneo fueron sepultados en el cementerio general de Moyobamba y un grupo de personas exigió a las autoridades que limpiaran su nombre. Él recibió una sentencia de seis años por el delito de robo agravado en la prisión de Moyobamba y a pesar de haber solicitado a las autoridades que revisaran su caso, el joven estuvo en la cárcel durante dos años y cuatro meses, hasta el día de su muerte.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

34,491FansMe gusta
250SeguidoresSeguir
1,851SeguidoresSeguir

Últimos artículos