25.8 C
Tarapoto
sábado, abril 13, 2024

La Contraloría y la corrupción en el Perú

Por Buenaventura Ríos Ríos

Hace unos días, muy orondo, como hace todos los años, el Contralor General de la República Nelson Shack Yalta, anunció en conferencia de prensa ante el país las cifras de la corrupción en el Perú, durante el año 2023. Los resultados, sin duda, no son halagüeños, el año pasado la corrupción en el país habría alcanzado la cifra de S/24,268 millones de soles, equivalente al 11 % del Presupuesto General de la República y más de 12 veces el Presupuesto PIA de la Región San Martín asignado para ese año.

Fuente: CGR

De acuerdo a las cifras mostradas, los montos adjudicados a la corrupción no han disminuido desde el año 2021, en los que se ha mantenido por encima de los S/24,000 millones de soles, con una leve disminución entre el año 2022 y el 2023. También se puede observar que la corrupción durante el régimen de Pedro Castillo (2021-2022), un gobierno de corte comunista o socialista según el ojo con que se la mire, alcanzó la elefantiásica cifra de S/48,860 millones de soles y, con su heredera política Dina Boluarte -ambos son de Perú Libre-, las cifras no han sido muy diferentes (S/24,268 millones de soles) en un año.

Otro dato interesante es el hecho de que, en el año 2023, la mayor parte de la corrupción se centró en el gobierno nacional, con S/11,992 millones de soles, que representa el 49 % del total, seguida del nivel regional (28 %) y el nivel local (13 %); habría que considerar también que la mayor parte del presupuesto general y en particular, el presupuesto de inversiones, son manejados por el gobierno nacional (65 %). En el caso de las regiones, reciben el 18% del presupuesto de inversión y la corrupción en este nivel estaría en el orden del 28 % ¿Sintomático verdad? Desde la perspectiva de los montos globales el gobierno nacional y sus ministerios son los “campeones de la corrupción”.

El caso es el siguiente, la Contraloría General de la República (CGR) tiene oficinas de control institucional (OCI) en todas las instituciones públicas del Perú, tales como: Ministerios, Congreso de la República, Poder Judicial, órganos autónomos, órganos desconcentrados, gobiernos regionales (25) y gobiernos locales (aprox. 2000). Siendo así, ¿cómo es posible que estas cifras se mantengan en esos niveles?, ¿por qué estas cifras no disminuyen?, ¿cuál es el trabajo de la CGR? Estas cifras revelan el fracaso de la CGR y del contralor en particular que está en el cargo desde el 20 de julio del 2017.

Dados estos resultados, el Contralor General de la República, después de 6 años de gestión, no puede salir ante el país a presentar un diagnóstico situacional de la corrupción, como si fuera una ONG o una consultoría cualquiera, como si no tuviera responsabilidad en el tema, además de tener facultades sancionadoras. Ya pues.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

34,534FansMe gusta
261SeguidoresSeguir
1,851SeguidoresSeguir

Últimos artículos