25.8 C
Tarapoto
sábado, abril 13, 2024

NECESARIO Y JUSTO RECONOCIMIENTO…

“La cultura debe ser de todos, o debe llegar a todos, cuando institucionalmente se tiene la responsabilidad de impulsarla”- Wilson Pérez Iglesias- Libro Pensamiento Social

Tras haber finalizado una intensa cruzada pro cultura, toca agradecer, resaltar y valorar tan noble gesto fraterno perdurable en el alma de muchas personas que han colaborado con la Rifa Solidaria “Wilson Pérez Iglesias”.

Confieso estar optimista, no solo en cuanto al libro sobre la historia de Juanjui y su posibilidad de poder concretar su publicación, sino -lo más importante- porque mediante esta actividad se dejó sentir el alma y corazón de los juanjuinos- no de todos, por supuesto- que han dado un ejemplo de unidad, solidaridad y altruismo, valores que sí dan sentido a la vida y nos hacen trascender como seres humanos de esta sociedad mariscalense.

Reconocer -por ejemplo- a nuestra gente muy modesta y sencilla de Juanjui, hombres y mujeres del casco urbano y barrios, muchos de ellos con pequeños negocios de subsistencia en los mercados, que, por la conocencia y valoración a mi padre, se han desprendido de su humilde pero fraterna economía, para colaborar comprando su rifa ¡Ya quisiera nombrarlos uno por uno! De verdad, un acto sensible que valoro y nos hace abrigar la fe y la esperanza que sí es posible el tema cultural, tal como ha sido el vehemente anhelo de mi padre.

Asimismo, mi gratitud a conocidas personalidades, amigos de mi extinto padre que hicieron llegar su generosa contribución no por la rifa en sí, sino por el libro mismo; esto motivó que la actividad, que se inició como un simple sorteo formal, adquiera ribetes de un evento solidario de tipo benéfico, ya que dichos apoyos han sido revertidos en donación de tickets a los más pobres de Juanjui, que también se ganaron los premios.

Igualmente, expresar un reconocimiento particular a los empresarios y emprendedores de Juanjui: Dorita Vasquez de DODO SPA, Mecky López Torres de Dulces Detalles, Sadith Vásquez Herrera de ZorySport Confecciones, Lucy Angélica Arévalo Tuesta de LUART Profesionales, Flory Arévalo Velásquez de Creaciones Flory, Tania Cecibel Ramírez de Pizería, Pastas y Parrilas DE LUKA, a Juan de Dios Pasco de Multiservicios PASCO, Ofelia Arévalo Velásquez de Multiservicios OFI, Bensadat Gonzales Chávez de Chifa Pollería BEN 10, Javier Trigozo Saavedra, laboratorista clínico de LAB CENTER y al ciudadano Wagner Tello.

Del mismo modo, a la empresaria Marina Huanca de New Rousse Textil de Lima y al profesor José Saldaña Dávila, presidente de la Asociación Nacional de Periodistas-ANP-Juanjui.

Todos ellos, motivados por su afán de servir, donaron los estímulos, apoyos que hablan mucho de su responsabilidad social empresarial con la cultura y la educación de nuestro pueblo. Ya quisiéramos contar con más empresarios y empresarias generosas en Juanjui, que no solo busquen fines comerciales a través de los productos (bienes y servicios) que ofrecen al mercado, sino que –además- sientan el deseo de ayudar a mejorar las condiciones de vida de sus clientes en los lugares de influencia de sus negocios.

También, mi reconocimiento a todos mis amigos y colegas comunicadores de Juanjui, sin excepción, que- unidos en un solo puño-se han puesto la camiseta para apoyar la cultura histórica de Juanjui, mediante el impulso que dieron a la cruzada de la rifa solidaria ¡Sin ustedes, esta actividad no hubiera tenido la difusión y la acogida de la población!

Gracias colegas (comunicadores) por su acompañamiento y solidaridad que no tiene precio, en esta gesta cuyo camino sé que no es fácil, porque hacer cultura-sobre todo literaria -hoy en día tiene un alto costo económico, más cuando el tema no está en la agenda de las autoridades que son los llamados a impulsarla.

Uno que está inmerso en este afán cultural que muchas veces nos pone en condición mendicante, nos sentimos respaldados y fortalecidos porque hay coterráneos magnánimos que sí apuestan por la visión y el proyecto cultural que siempre tuvo Wilson Pérez Iglesias (mi padre), lo cual me inspira a seguir trabajando intensamente para que, algún momento, pueda publicarse todo el acervo literario, cultural e histórico que dejó para la posteridad.

Gracias una vez más, a todos ustedes amigos, a todos los involucrados que han sido parte de este valioso apoyo que ayuda a poder acercarnos a la meta. Y gracias a Dios por mi padre, por su vida, su trayectoria y su ejemplo, que debe concretarse en sus libros, benditos libros que son todo un patrimonio cultural para Juanjuí, San Martín y la nación.

Solo atino decir:
¡La cultura literaria que da vida a nuestra mente, engrandece el alma y el espíritu, sí es posible en Juanjui gracias a la vocación altruista de un PUEBLO que se muestra anhelante y apasionado por volver a sus raíces para reencontrarse con su identidad y pasado histórico

Artículos relacionados

Mantente Conectado

34,534FansMe gusta
261SeguidoresSeguir
1,851SeguidoresSeguir

Últimos artículos