miércoles, agosto 10, 2022

Derechos Humanos, 365 días al año

Para todo el mundo tiene que haber democracia, derechos humanos y una libre expresión cultural, algo que irónicamente no se efectúa en su totalidad, he allí que nace la violencia, el acoso, la discriminación, el racismo, la imposición de poder, el matriarcado y el patriarcado.

“Mi libertad se termina, dónde empieza la de los demás”, esta frase refleja lo que muchos aún no entienden. Vivir de manera correcta es teniendo libertades y asumiendo nuestros derechos sin afectar a las libertades y derechos de otras personas. En la actualidad las personas sólo se preocupan por sus derechos. Debemos recordarles que también tiene deberes y responsabilidades, que son actos de valor que no corresponde exclusivamente a los políticos.

“Me respetas, porque soy mayor que tú”, esta fue una de las palabras que me dejaron marcadas hace un tiempo atrás, y lo niego, ¿por qué?, porque toda persona mayor o menor tiene derecho a ser respetada por lo que es y por lo que hace. Sin embargo la sociedad en la que vivimos, con frecuencia nos inserta que por ser mujer o tener menos edad, tenemos que ser un tapete para que otras pasen por encima, pues NO, eso no es cierto.

Los derechos humanos son inherentes, sin distinción de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Todos tenemos los mismos derechos humanos, sin discriminación alguna.

Los derechos humanos universales están a menudo contemplados en la ley y garantizados por ella, a través de los tratados, el derecho internacional consuetudinario, los principios generales y otras fuentes del derecho internacional, que establece las obligaciones que tienen los gobiernos de tomar medidas en determinadas situaciones, o de abstenerse de actuar de determinada forma en otras, a fin de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales de los individuos o grupos.

El avance de uno facilita el avance de los demás. De la misma manera, la privación de un derecho afecta negativamente a los demás.

Todos los derechos humanos, sean éstos los derechos civiles y políticos, como el derecho a la vida, la igualdad ante la ley y la libertad de expresión; los derechos económicos, sociales y culturales, como el derecho al trabajo, la seguridad social y la educación; o los derechos colectivos, como los derechos al desarrollo y la libre determinación, todos son derechos indivisibles, interrelacionados e interdependientes.

“Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”

La no discriminación es un principio transversal en el derecho internacional de derechos humanos. Está presente en todos los principales tratados de derechos humanos y constituye el tema central de algunas convenciones internacionales como la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial y la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer.

El principio se aplica a toda persona en relación con todos los derechos humanos y las libertades, y prohíbe la discriminación sobre la base de una lista no exhaustiva de categorías tales como sexo, raza, color, y así sucesivamente.

“Debemos hacer respetar nuestros derechos humanos, también debemos respetar los derechos humanos de los demás”

Los derechos humanos incluyen tanto derechos como obligaciones. Los Estados asumen las obligaciones y los deberes, en virtud del derecho internacional, de respetar, proteger y realizar los derechos humanos. La obligación de respetarlos significa que los Estados deben abstenerse de interferir en el disfrute de los derechos humanos, o de limitarlos. La obligación de protegerlos exige que los Estados impidan los abusos de los derechos humanos contra individuos y grupos. La obligación de realizarlos significa que los Estados deben adoptar medidas positivas para facilitar el disfrute de los derechos humanos básicos.

Y es así, que cada 10 de diciembre se celebra el “Día de los Derechos Humanos”, para recordar que el respeto a los derechos básicos e inalienables de todas y cada una de las personas es el ideal común al que aspiran todas las naciones y pueblos del mundo.

El lema de este año, «Derechos Humanos, 365 días al año», subraya que cada fecha del calendario es un Día de los Derechos Humanos; que nos pertenecen a todos por igual, en todo momento.

El Día fue proclamado por la Asamblea General en 1950, y la fecha elegida coincide con el aniversario de la aprobación en 1948 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Este documento histórico detalla en sus 30 artículos los derechos fundamentales civiles, culturales, económicos, políticos y sociales que nos unen como comunidad internacional bajo los mismos ideales y valores.

 

“Los derechos humanos son sus derechos. Tómenlos. Defiéndanlos. Promuévanlos. Entiéndanlos e insistan en ellos. Nútranlos y enriquézcanlos. . . Son lo mejor de nosotros. Denles vida”.

Kofi Annan

Artículos relacionados

Mantente conectado

33,237FansMe gusta
3SeguidoresSeguir
1,830SeguidoresSeguir

últimos artículos