26.8 C
Tarapoto
martes, noviembre 29, 2022

Segundo gobierno de Alan García

02

En el período 2006 al 2011 – el cual gracias al voto democrático y soberano del pueblo, el Partido Aprista Peruano, personificado en nuestro c. Presidente Alan García Pérez, tuvo nuevamente el más grande honor de un partido y un ciudadano, que es gobernar una nación- se han generado transformaciones que son trascendentales para nuestra patria, y que por sobre todas las cosas recogen el espíritu, pensamiento y legado de nuestro líder fundador, de aquel hombre reconocido como el personaje del siglo XX, de este maravilloso político de cuerpo y mente ecuménica, Víctor Raúl Haya de la torre.

Al inicio de la gestión, nuestro gobierno aprista recibió al Perú con un calamitoso 48% de pobreza y al término de su gestión la dejó en 28%, es decir más de 5 millones de peruanos dejaron esa condición, cumpliendo así un pilar fundamental del aprismo que es la justicia social, la reivindicación que nuestros ciudadanos más pobres y las grandes mayorías estaban esperando. En los cinco años de gestión el Perú tuvo el primer lugar de crecimiento en Sudamérica y uno de los primeros en el Mundo, se crearon más de 2 millones 500 mil puestos de trabajo, más de 10,500 kilómetros de vías asfaltadas, lo que generó una dinámica comercial, de transporte público y agrícola para millones de peruanos. Se construyeron más de 40 mega hospitales a nivel nacional, se construyó el nuevo Estadio Nacional, coloso deportivo que es un orgullo a nivel internacional, 52 colegios emblemáticos, más de 830 mil títulos de propiedad entregados en zonas urbanas y rurales, más de 250 mil viviendas construidas para los beneficiarios del programa de techo propio. A través del programa agua para todos, 2,224 proyectos ejecutados, 5 mil millones de soles invertidos, 3´100 mil peruanos tuvieron agua potable por primera vez y 2´800 mil peruanos contaron con servicio de agua las 24 horas del día, más de 15 mil pueblos tuvieron energía eléctrica por primera vez.

Así podríamos escribir un libro de todos los grandes logros de la gestión de nuestro presidente Alan García, lo que sin lugar a dudas y ajena a toda mezquindad politiquera y antipatriótica fue la hora del Perú para el Mundo, puesto que los demás países vieron con profunda admiración y asombro estos logros.

En un próximo artículo me permitiré compartir con ustedes los históricos avances en materia de descentralización en nuestro país través de la gestión aprista, ya que se consiguieron resultados concretos, dinamismo económico, y sobre todo recursos para las grandes obras en los gobiernos regionales en beneficio de las inmensas mayorías. Allí analizaré también, por supuesto, con gran expectativa y realismo las obras realizadas en la región San Martín por nuestro exitoso gobierno.

Convencido que al gobierno peruano, con proyección a celebrar el bicentenario de la república no se llega a aprender y que la mejor forma de amar a la política y a tu pueblo es con OBRAS y resultados concretos y que a través de éstas construiremos un futuro mejor para las nuevas generaciones, me suscribo de ustedes.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,693FansMe gusta
55SeguidoresSeguir
1,856SeguidoresSeguir

Últimos artículos