21.3 C
Tarapoto
domingo, diciembre 4, 2022

Oso de anteojos vive en condiciones de abandono

abandono

La biodiversidad de la Universidad Nacional de San Martín subsiste gracias al empeño y la fuerza que le ponen los trabajadores de planta, no de los que despachan desde la universidad, quienes no saben las falencias y peligros de los animales, que en muchos casos sufren una condena sin culpa y con tortura.

Es por ello que a pesar de que la universidad tiene un presupuesto que supera el de la Municipalidad Provincial de San Martín, son incapaces de entregarles a estos animales calidad de vida, como el tigrillo que vive en un espacio que apenas supera cinco veces su tamaño, como los monos que viven en casas que más parecen diseñadas para humanos.

Lo peor de este abandono es lo que sucede en la jaula del oso. Este animal debería estar en otro ambiente, de media hectárea, pero desde hace seis años (sí, seis años), mientras duró la administración talibana, bajo la sombra de la Fundación Para el Desarrollo de la Selva, no se hizo nada por darle calidad de vida. Lo cierto es que si se mejora la situación de este pobre oso, se ha ofrecido la entrega de una compañera. Pero gracias a la actitud despreocupada de los de la universidad, nada puede concretarse.

Pero tal vez lo más preocupante de todo este asunto, empezó tras el derrumbe de la carretera Tarapoto – Yurimaguas que destruyó el ingreso a la biodiversidad, lo que está condicionando además el dinero para comprar los alimentos a los animales. En el presente solo perciben el 75% de lo que necesitan, lo que es sumamente grave.

¿Cambiará algo la situación de estos presos sin delito?

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,699FansMe gusta
58SeguidoresSeguir
1,855SeguidoresSeguir

Últimos artículos