31.8 C
Tarapoto
lunes, enero 30, 2023

La zarigüeya de agua retorna a la parte alta del río Shilcayo

shilcayo

En el Área de Protección Ambiental de la Microcuenca Shilcayo se ha observado el retorno de una de las más interesantes especies de marsupial americano. Se trata de la zarigüeya acuática, Chironects minimus (Didelphidae); también conocida como yaku pericote, lobo, perro o zorro de agua. Es la única especie viviente del género Chironects y así mismo, la única zarigüeya de hábitos acuáticos.

Habita diversas áreas tropicales y subtropicales desde México, América Central y del Sur. En Perú se encuentra en los alrededores de ríos y arroyos de la Amazonia. Es una especie omnívora que se alimenta de peces, insectos acuáticos, crustáceos y ranas. Los adultos miden de 27 a 35 cm de longitud, con 30-40 cm de cola. Su pelo es marmolado gris y negro, una banda más clara lo atraviesa por el lomo hasta las orejas.

La zarigüeya acuática ha desarrollado varias adaptaciones para su estilo de vida acuático: su pelo es corto, denso y poco higroscópico; sus patas traseras son palmeadas; su cola es larga y le sirve de ayuda en el impulso durante la natación. Siendo un marsupial y al mismo tiempo un animal acuático, ha desarrollado un modo singular para proteger a su cría mientras nada: fuertes anillos musculares hacen una bolsa (que abren no estando sumergidas), por lo cual las crías permanecerán secas, aunque su madre se sumerja totalmente en el agua. El macho también dispone de la misma bolsa (aunque no hermética como la de la hembra), donde coloca sus genitales antes de nadar, y así previene heridas en contacto con ramas sumergidas, permitiéndole alcanzar altas velocidades sin riesgo durante la natación.

Casi exclusivamente nocturnas y solitarias, en el día suelen descansar en madrigueras o cavidades subterráneas, las cuales construyen unos metros por encima del nivel del agua hasta formar un túnel que termina en una cámara, en la cual acumulan una cama de hojarasca para su descanso.

La presencia de esta especie indicaría una mejora en la salud del ecosistema del APA Microcuenca Shilcayo. La conservación de la zarigüeya de agua en dicha zona, dependerá en gran medida, de la conservación del bosque, del río y otros cuerpos de agua y, por supuesto, de la actitud de las personas que viven o transitan por el lugar.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,842FansMe gusta
75SeguidoresSeguir
1,852SeguidoresSeguir

Últimos artículos