25.8 C
Tarapoto
domingo, noviembre 27, 2022

Las claves de la investigación de coimas por el metro de Lima

EXPRESIDENTE ALAN GARCÍA EN APRIETOS

base_image

Una obra de la segunda gestión presidencial de Alan García vuelve a estar bajo los reflectores. Esta vez, a causa de un anuncio realizado por Katherine Ampuero, procuradora ad hoc para el Caso Lava Jato.

Ampuero anunció que su despacho presentó una denuncia contra el líder aprista, así como contra el ex ministro de Transportes y Comunicaciones Enrique Cornejo y el ex director ejecutivo de la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico (AATE) Oswaldo Plascencia por la presunta comisión de delitos contra la administración pública en la suscripción del contrato de la Línea 1 del Metro de Lima.

¿Qué ocurrió para que el metro de Lima, obra emblemática del segundo gobierno de Alan García, sea cuestionada?

El origen del caso

Alan García, Enrique Cornejo y el entonces representante de Odebrecht en el Perú, Jorge Barata, viajaron a Cusco el 19 de febrero del 2009 para inaugurar un tramo de 40 kilómetros de la carretera Interoceánica Sur.

A pesar de que la agenda presidencial indicaba que esta actividad sería la única que se cumpliría en dicho día, García convocó esa noche, con carácter de emergencia, a su Consejo de Ministros en Palacio de Gobierno.

El día siguiente, el ministro Cornejo y el alcalde firmaron el convenio marco de cooperación interinstitucional para sacar adelante este proyecto. Ocho días después, se publicó en el diario “El Peruano” el Decreto de Urgencia 032-2009, mediante el cual se transfiere la entidad a cargo de la ejecución del metro de la municipalidad al MTC.

Informe final

El informe Pari de la Comisión Lava Jato dio cuenta de irregularidades en las disposiciones legales que fueron emitidas tras el primer decreto de urgencia relacionado al metro de Lima.

El documento precisa que se le otorgó a la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico (AATE) “una serie de prerrogativas en la ejecución del contrato sin necesidad de contar con el aval de la Contraloría General de la República, de Ositrán y hasta del propio Ministerio de Transportes y Comunicaciones”.

Confesión de sobornos

El 21 de diciembre del 2016, Odebrecht confesó al Departamento de Justicia de Estados Unidos que pagó US$29 millones en sobornos a altos funcionarios peruanos a cambio de la adjudicación de obras públicas entre los años 2005 y 2014.

Primeros operativos

El 20 de enero del 2017, Odebrecht reconoció a la fiscalía peruana que pagó US$8 millones en sobornos por la licitación del metro de Lima.

El Ministerio Público determinó que Jorge Cuba, ex viceministro del segundo gobierno de Alan García, recibió US$2 millones, mientras que Edwin Luyo Barrientos, ex miembro del comité de licitación, US$300 mil.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,697FansMe gusta
53SeguidoresSeguir
1,856SeguidoresSeguir

Últimos artículos