25.8 C
Tarapoto
domingo, noviembre 27, 2022

Colonos se niegan a dejar tierras a pesar de haber cumplido periodo de arrendamiento

Interrogación a dirigentes ronderos

Las primeras familias ingresaron en el año 1984, sin embargo en el año 1997 logra obtener título de propiedad por más de 15 mil hectáreas involucrando las 900 que era utilizadas por los mestizos, en aquel entonces se suscribió un primer contrato de arrendamiento que concluyó en el 2007, siendo renovado por 10 años más, pero fue allí que muchos de los mestizos vendieron o transfirieron las mayoría de parcelas.

Moyobamba. De no tomarse medidas urgentes, los problemas que se vienen suscitando entre los integrantes de la comunidad nativa Shimpiyacu y unas 200 familias mestizas que se encuentran en calidad de arrendatarios podría terminar en un enfrentamiento que dejaría posiblemente víctimas mortales.

A raíz de la denuncia que hiciera la semana pasada el poblador German Rojas Pintado acusando a sus mismos paisanos de haberlo secuestrado y maltratado fiscalmente luego que saliera a favor de la comunidad nativa que exige la devolución de 900 hectáreas debido a que en el mes de diciembre del 2017 cumplieran los 10 años de arrendamiento suscrito en el 2007.

Ayer lunes fueron citados hasta la prefectura regional, los dirigentes ronderos Teoberto Becerril, Enrique Romero, Ángel Saavedra, Augusto Cueva, Erminio Vera Perales y Federico Peña García quienes sin embargo aducen que no dejarán estos predios por razón que ellos han adquiridos derechos y desconocen los acuerdos suscritos en el 2007.

Mientras los dirigentes venían siendo interrogados por el prefecto regional quien buscaba hacerlos entender que las parcelas que ocupan se encuentran dentro del territorio de la mencionada comunidad nativa, se hizo presente un grupo de ronderos que llegaron para respaldar a sus dirigentes, pero al encontrarse con un poblador nativo de nombre Franclin Wajajai Ruiz que fue la persona que rescató a German Rojas Pintado y lo traslado hasta Moyobamba para que pida garantías para su vida, los ronderos le lanzaron una serie de adjetivos y manifestaron que solo muertos abandonaran las 900 hectáreas.

Los mestizos a cada momento hacían mención que los más 10 años de permanencia ininterrumpida les han permitido adquirir derechos que han conllevado a la creación de una escuela, posta médica y otras inversiones que ha hecho el Estado. En tanto por su parte el poblador nativo mencionó que continuarán exigiendo a las autoridades que de manera pacífica los mestizos abandonen el terreno, caso contrario se verían en la necesidad de actuar de acuerdo a sus costumbres ancestrales. El altercado suscitado generó que efectivos de la Policía Nacional intervengan a fin de tranquilizar los ánimos.

Es importante mencionar que de acuerdo a la información recopilada por esta corresponsalía, las primeras familias mestizas ingresaron a este territorio en el año 1984 habiendo creado las localidades de La Verdad, Unión Progreso y Tornillal, sin embargo en el año 1997 la comunidad nativa logra obtener su título de propiedad por más de 15 mil hectáreas involucrando las 900 que era utilizadas por los mestizos, sin embargo en aquel entonces se suscribió un primer contrato de arrendamiento por 10 años que concluyó en el 2007, siendo este documento renovado por 10 años más, pero fue allí que muchos de los mestizos vendieron o transfirieron las mayoría de parcelas a otros migrantes, ocasionando que estos nuevos dueños hoy se nieguen a salir y más bien exijan que el Estado realice una nueva delimitación de este territorio donde se les excluya de la comunidad nativa.
(Franclin Laván)

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,697FansMe gusta
53SeguidoresSeguir
1,856SeguidoresSeguir

Últimos artículos