27.8 C
Tarapoto
viernes, abril 19, 2024

Vizcarra entre el continuismo o el necesario golpe al timón

El tema de Vizcarra es de sobrevivencia.
Vizcarra puede mostrar punche y pelear en el proceso o puede optar por la simpleza de mimetizarse en el pajonal y convertirse en el ingeniero de otro piso más del fujimorismo.

Si Vizcarra asume lo primero, puede incluso morir en el intento, pero ese sólo hecho lo catapultará a los renglones gloriosos de la historia; mientras que si opta por ser un disimulado peón del fujimorismo, sólo será parte de la anécdota.

Vizcarra tiene que entender que los cantos de sirena de las filas del APRA y de la barra fujimorista, son sólo eso, cantos de sirena, sino se doméstica y es consustancial a sus intereses será vilmente apedreado.

Vizcarra, si quiere sobrevivir, no debe pestañear ni un segundo, en el entendido que está siendo acechado por los que con disimulo le soban el lomo, cualquier inicio de cambios y reformas que choquen con sus intereses lo saltarán a la yugular.

Vizcarra tiene que tener claridad que Keiko no le convidó la presidencia a cambio de nada, lo hizo con la puntería puesta en el control de las instituciones como el Ministerio Público, Tribunal Constitucional y Poder Judicial para salvarse de las investigaciones en marcha, para ella el tema de llegar a palacio es también de sobrevivencia.

A PPK lo mató sus concesiones cargadas de ingenuidad al fujimorismo, si él continúa igual, su destino también estará marcado por el mismo final; otra cosa será si decide poner cara, marcar raya y empezar la profilaxis moral que las instituciones del Estado requieren con urgencia.

Vizcarra tiene que entender que todo con el pueblo, nada sin él; con mayor razón si no tiene partido ni bancada fuerte. Serán las calles las que lo acompañarán cuando el fujimorismo lo pretenda llevar al patíbulo.

La primera ingenuidad de Vizcarra es prestarse a firmar un decreto en el que se faculta a la contraloría investigar a todos menos a los congresistas, esas cosas lo alejan del pueblo.

También linda con la ingenuidad no tumbarse, hasta ahora, y de un sólo sablazo, el entreguismo del mar de Grau, precisamente en el último día del gobierno por PPK.

No esta fácil para Vizcarra, el Perú ganará con él si demuestra manejó con inteligencia, acciones con proyección estratégica, radical contra la corrupción. Tiene que dar batalla contra los enemigos que quieren que todo siga igual, aunque eso signifique morir en la batalla.

En sus manos está Señor Presidente elegir cómo quiere pasar a la historia o como una pieza más de este desolado paisaje o un reformador que se atrevió a pelear como Grau en Angamos, como Cáceres en la Breña, como Túpac Amaru desafiando a los enemigos de turno, o como un simple Felipillo, un Iglesias frente a Chile o un PPK que creyó que concediendo poder al fujimorismo tenía asegurada su permanencia en palacio.

Pelee Señor Vizcarra, aunque tenga que perecer en la contienda; no olvide que de los cobardes no habla la historia.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

34,536FansMe gusta
264SeguidoresSeguir
1,851SeguidoresSeguir

Últimos artículos