26.8 C
Tarapoto
martes, noviembre 29, 2022

Gran Pajatén: ¿una frustración más?

Por: Wilson Pérez Iglesias

Van a cumplirse seis meses desde que, de manera oficial, se inició lo que sería el proceso de puesta en valor de el Gran Pajatén, patrimonio cultural de la nación y de la humanidad, abandonado y olvidado durante décadas. Este bien cultural ubicado en la provincia de Mariscal Cáceres, región San Martín, que puede convertir a nuestra región en un potente polo de atracción turística como parte del gran circuito nororiental peruano, espera de sus autoridades competentes una acción formal y decidida, sin cortapisas ni pequeñeces políticas o administrativas, para hacer de San Martín una región social y económicamente poderosa.

Entendiendo eso, el gobierno regional bajo la dirección del Dr. Víctor Noriega Reátegui ante la promulgación de la ley No. 30431 reaccionó rápidamente emitiendo la Resolución Ejecutiva Regional No. 555 – 2017, bajo cuyo marco se organizó la primera expedición formal y de naturaleza científica, para evaluar y proponer las acciones puntuales a realizar en un proceso de mediano y largo aliento.

Se tiene conocimiento que, para eso, el gobierno regional tuvo el acierto de invitar y contratar al Dr. Federico Kauffmann Doig, el arqueólogo que es el mayor referente en cuanto a la cultura Chachapoyas, para presidir el equipo técnico que debe realizar esta labor.

Así es como el 25 de octubre del año pasado partió de Juanjui el referido equipo científico y que luego de permanecer y hacer la evaluación correspondiente, tal como se conoce, en diciembre del año pasado hizo llegar el informe respectivo al Proyecto Especial Huallaga Central y Bajo Mayo que la unidad ejecutora del gobierno regional encargada de llevar adelante el proceso. Con eso, la población de Mariscal Cáceres, esperaba la ejecución de las acciones inmediatas correspondientes. Sin embargo, cinco meses después, nada se conoce de lo avanzado, creándose en la población la sensación de que existe poco interés de algún estamento intermedio por continuar y hacer lo que el informe recomienda. Los que conocen del Gran Pajatén y el entorno geográfico asociado, han señalado que los trabajos en este patrimonio cultural deben hacerse en los meses de verano, es decir entre mayo a setiembre, pero para eso, deben haberse formulado los expedientes correspondientes y, según se sabe, nada de eso existe, pues hasta el momento, ni siquiera se ha hecho la presentación formal del informe del Dr. Kauffmann Doig.

Así las cosas, la población mariscalense siente una vez más la frustración de perder la gran oportunidad y el interés inicial que le ha puesto la gestión del Dr. Víctor Noriega a este anhelo de Mariscal Cáceres y San Martín que lleva décadas de infructuosa espera.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,693FansMe gusta
55SeguidoresSeguir
1,856SeguidoresSeguir

Últimos artículos