32.8 C
Tarapoto
martes, diciembre 6, 2022

Hermanos de sangre, hermanos de corazón

Ya nos parecía raro o contradictorio ver por todos los medios y por todos los vientos a Kenji Fujimori indicar que tiene pruebas o que podría dar luces de supuestas aportaciones mal llevadas para la campaña de su hermana Keiko.

Todos esperábamos con cierta incredulidad que diga algo más de lo que ya conocemos, pues nadie cree que con cocteles y rifas se pueda financiar una campaña, ni siquiera de teniente municipal, pues una campaña presidencial requiere de mucho, no solo propuestas, también dinero.

Y esperamos el día, el día llegó; sin embargo, al perfecto estilo fujimorista Kenji decía, lo que se nos hizo ya costumbre… “es mi hermana, pero yo no sé nada”.

Dice mucha gente, que todavía tiene sus valores bien puestos, dice que cuando una persona no tiene rabo de paja, no tiene miedo a decir lo que sabe, pues está segura que nadie podrá chantajearlo o indisponerlo ante la opinión pública, lo que al parecer esto no ha pasado.

Que haya dicho que no sabe nada de las supuestas malas juntas o malas acciones de su hermana y simplemente mencionar que desconoce cómo los ha hecho, a pesar de haber amenazado con decir muchas cosas, nos da una lectura clara, sabe mucho, pero si abre la boca, lo que saben de él podría perjudicarlo.

Y es así que un capítulo más de la novela hermanos de sangre y hermanos de corazón, se dio en nuestro país, todos sabemos las discrepancias familiares en las que viven, pero como todo queda en familia, la novela continuará y esperaremos el siguiente capítulo, aunque aburra, pero es parte de nuestro circo político nacional.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,697FansMe gusta
58SeguidoresSeguir
1,854SeguidoresSeguir

Últimos artículos