30.8 C
Tarapoto
jueves, diciembre 1, 2022

Lágrimas de cocodrilo, a llorar en la playa

Realmente indigna cómo es que se haya creado una nueva novela con el caso de la congresista Yesenia Ponce, y es que el fin de semana se la vio por un medio nacional, dando una entrevista… dando vergüenza.

Creo que lo bueno es que ella misma se ha dado cuenta que es pobre, pero de corazón, pues solo una persona con una conducta tan cuestionable, puede darse esa calificación, ya que luego de engañar tan descaradamente, ahora pretende convencernos con sus lágrimas de cocodrilo, pues al intentar dar explicaciones de su “mal proceder”, lo único que hace es seguir hundiéndose.

Ojalá realmente que desde el Ministerio Público y el Poder Judicial, de una vez por todas, para creer que realmente existen, se inicie una investigación y se sancione, no solamente a ella, sino a todos los congresistas que no aclaran hasta la fecha, algunas mentirillas que colocaron en su hoja informativa ante el Jurado Nacional de Elecciones.

Y mucho cuidado, hoy estamos ya en un año electoral, revisemos bien lo que dicen o dejan de decir los, por ahora, precandidatos y que luego no nos hagamos los sorprendidos cuando, al llegar a ocupar cargo públicos nos enteremos que desde la campaña ya mintieron… bastante ya es que lo hagan con sus promesas que muchas veces no pueden cumplir.

Miremos bien, analicemos bien, no nos dejemos llevar por la emoción, que porque asfaltaron tu calle cuando estaban en el gobierno, ojo que no es un favor, es un deber de las autoridades hacerlo para dar mejores condiciones de vida a la ciudadanía. Veamos las condiciones judiciales que tienen, por qué son investigados y tengamos en cuenta que nuestro sistema de justicia es tan lento y todo puede pasar.

Ya no debemos ir a llorar a la playa, seamos responsables, basta de tanta payazada.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,698FansMe gusta
55SeguidoresSeguir
1,855SeguidoresSeguir

Últimos artículos