32.8 C
Tarapoto
martes, diciembre 6, 2022

Cuando la otra persona dejó de importarnos

Nos hemos puesto a pensar, ¿en qué momento dejó de importarnos la otra persona?

¿En qué momento empezamos a estacionarnos sin importarnos y la otra persona no será perjudicada y podrá salir del estacionamiento sin problemas, si no bloqueamos su salida y permitimos una convivencia mesurada?

¿Nos pusimos a pensar en algún momento que botar basura en cualquier lugar puede afectar, además nuestra salud y la de otras personas y sin importarnos igual botamos nuestros desperdicios donde se nos ocurre, malogrando no solo la belleza de nuestro barrio, sino contaminando nuestro propio espacio?.

Entendemos que tenemos deficiencia en el actuar de nuestras autoridades, cuando la Policía no hace mucho por controlar adecuadamente el tránsito de la ciudad, o desde las municipalidades no cumplen con los cronogramas de recojo de basura, pero ¿cómo aportamos nosotros, los habitantes de las ciudades?.

La convivencia con armonía es sumamente importante, porque respetar a otros ciudadanos en una práctica que no debería resultar tediosa, sino ser un acto normal y no una exigencia.

¿Es tan difícil reconocer que nuestros derechos se terminan cuando empiezan los derechos de otros?. Hay muchas personas que se dan cuenta de esta debilidad y tienen muchas ganas de cambiar esta situación y eso ya es un gran aporte, porque puede contagiar a otros esta necesidad.

No es difícil, no es imposible, depende de ponerle ganas, y el respeto esté sobre todas las cosas.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,697FansMe gusta
58SeguidoresSeguir
1,854SeguidoresSeguir

Últimos artículos