22.8 C
Tarapoto
sábado, diciembre 3, 2022

Retorno al pasado

Allá por los siglos; trece al diecisiete no existía algo parecido a una red de ductos subterráneos que sirvieran para evacuar las deyecciones de materia fecal humana producida en cada vivienda.

En aquellas lejanas épocas, estrechas canaletas de piedras, trasladaban eses y orina desde el fondo de cada vivienda, hasta la calle; en la zona central de la misma. Las materias aludidas eran impulsadas con sendos baldes llenos de agua por los vecinos de cada cuadra, que no soportaban el hedor.

Emapa San Martin ha trasladado mágicamente a los residentes de las inmediaciones del puente que une Tarapoto con la Banda de Shilcayo, 1era cdra. De la Marginal sur; a esos abominables y pestilentes escenarios citadinos de siglos atrás.

Como se hubiéramos retrocedido en el tiempo; desde el puente hasta la primera cuadra de la marginal, todo está embarrado con materia fecal que se desborda de los buzones que gracias al impulso de las aguas negras y servidas arrojan las tapas como si fueran de cartón.

Todo lo narrado se magnifica cuando llueve; entonces sí que se empeoran las cosas, los peatones en primer lugar, y luego quienes cruzan el puente sobre una moto lineal o encaramados en una mototaxi sufrirán las salpicaduras de tan asquerosa mezcla.
Estas aguas putrefactas provienen del barrio Partido Alto, y lo hacen a gran velocidad en razón de la diferencia de nivel entre Tarapoto y la Banda así como por la ley de la gravedad. Al descender por la red de tuberías hacia la Banda de Shilcayo destruyen la red de tuberías instaladas en el subsuelo de este distrito.

Los vecinos de la Banda de Shilcayo no merecen tan ominoso trato como tampoco los niños de corta edad que inocentemente se bañan en esas sucias aguas del río Shilcayo, obviamente sin percatarse de que estas aguas contaminadas habrán de causarles serios daños.
Un urgente llamado de alerta, casi como un grito desesperado es lanzado desde estas páginas, dirigido a las autoridades pertinente como son el Ministerio de Salud Pública, ANA, SUNASS, la Municipalidad Distrital de la Banda de Shilcayo, la Municipalidad Provincial de San Martin- Tarapoto, la Dirección General de Salubridad, la Defensoría del Pueblo, y por qué no el Ministerio Publico, dado que se está produciendo la comisión de un delito realmente grave porque atenta contra la salud y la vida de los pobladores de este Distrito.

Hacemos un llamado también a las familias que residen en las riberas del rio Shilcayo que en su mayoría corre en forma paralela al Jr. Jorge Chávez, del barrio huayco.

Esta alerta a los pobladores, la hacemos simple y llanamente por sentido común pues no nos atribuimos la función que de hecho le corresponde al Ministerio de Salud Pública y sus diferentes dependencias encargadas de vigilar y supervisar situaciones tan graves como la presente.

En nuestra condición de Comunicadores Sociales nos hemos permitido alertar a la población sin el ánimo de causar alarma, pero es más que evidente la posibilidad de que una epidemia se desate sobre nuestras ciudades, es mejor definitivamente “prevenir que lamentar”.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,699FansMe gusta
58SeguidoresSeguir
1,855SeguidoresSeguir

Últimos artículos