21.3 C
Tarapoto
domingo, diciembre 4, 2022

Ciencia y Educación de síntesis: Reto para el Tercer Milenio

La situación del mundo actual, tan bien descrita por el Dr. Serge Raynaud de la Ferrière como el “monstruoso hundimiento de toda una civilización” o “la decadencia de la civilización materialista”, nos hace reflexionar y revisar los ‘cimientos sociales’ analizando los factores que determinan esta caída como por ejemplo, la carencia de una cultura de SÍNTESIS en la Ciencia y en la Educación.

A este respecto ilustran nuestros queridos Maestros los Ven. Sat Arhats Lic.José Miguel Esborronda y Cont. María Nilda Cerf Arbulú (www.magnanet.org):

“Uno de los elementos que necesita atender el profesional en su formación es una cierta universalidad, no quedarse solo en la pura especialidad; en llegar a lo que decía el sabio español José Ortega y Gasset que ERAN LOS NUEVOS BÁRBAROS… LOS NUEVOS BÁRBAROS ERAN LOS BÁRBAROS ESPECIALISTAS, las personas que sabían muchísimo de economía pero que no habían estudiado ni media hora de filosofía o de historia, y entonces son economistas que hasta escriben y publican artículos diciendo que las guerras son buenas porque las guerras estimulan la economía (!!!)…eso es una nueva forma de barbarie; y puede tener hasta un postgrado o varios doctorados, sin embargo es una persona que dice algo que cualquier persona con sentido común dice: “Bueno, ¡¡ ¿Qué le pasa?!!”… Ha habido una falta de síntesis en su formación; se ha limitado exclusivamente a su materia y no le ha interesado nada más. Entonces, en ese sentido, la síntesis, la búsqueda de formación complementaria es fundamental.”

En efecto, esta visión y su educación consecuente, generan los resultados desastrosos causados por aquellos profesionales “especialistas” (tecnócratas, burócratas en las instituciones, gobiernos y empresas) efectos que hoy padecemos, verbigracia, deforestación, contaminación, corrupción, guerras, miseria, etc.

Pero, ¿Qué es SÍNTESIS?
Etimológicamente, esta palabra deriva del griego “COMPOSICIÓN” o “ARREGLO”; proveniente del sufijo “Sin” (con, junto) y THESIS (posición, opinión, conclusión) que a su vez viene del verbo “tithemi” (“yo pongo”) y el sufijo “SIS”, que indica acción.

Traducida a la educación y a la ciencia, puede aplicarse por ejemplo en la UNIÓN entre las polaridades del pensamiento tales como la razón y la intuición, tomando en cuenta en las investigaciones tanto a la ciencia como a la filosofía, la ciencia en ‘arreglo’ con los criterios artísticos, la ciencia en síntesis con la visión mística y la moral universal. Una educación de síntesis también implica el compartir los mismos ambientes entre los niños y jóvenes con los adultos y de la tercera edad, llegando a un “arreglo” entre las mejores virtudes de ambos mundos y que no sea como en la Era anterior que intelectuales como Manuel Gonzales Prada exhortaban “viejos a la tumba y jóvenes a la obra” (!) Asimismo, la educación se enriquece y vivifica con la síntesis cuando aplicamos en un curso la TRANSVERSALIDAD y la ANALOGÍA, abordando un tema a través de diversas materias como por ejemplo el estudio de la matemática y los números en la anatomía, la biología, las religiones comparadas, la música, etc.

Un hermoso ejemplo de síntesis del SABER nos lo da el Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière cuando escribe que:

“Nuestro planeta también ofrece el espectáculo de un enorme Ser Viviente cuyas venas serían las capas geológicas; las arterias, los ríos; las vías respiratorias, los volcanes; el día y la noche corresponderían a la aspiración y la expiración del ser humano, etc. En lo relacionado con el “sistema de circulación”, cuando la tierra gira sobre sí misma en 24 horas, los Océanos presentan, como el corazón humano, una dilatación (diástole) y una contracción (sístole), caracterizadas por la marea alta y la marea baja.”

“Para la respiración, el día y la noche marcan estos períodos de aspiración y de expiración. La inervación se encuentra en las fuerzas que la tierra extrae del Sol y que concentra en las vetas metalíferas, las cuales son como un verdadero sistema nervioso, y el ciclo de esta inervación (1 año de la tierra igual a 360 años terrestres ordinarios) se hace en 25.000 años aproximadamente. No hay nada de extraño cuando se compara a la Tierra a un Ser viviente; la cuestión de la forma no tiene importancia, porque es el hombre el que adolece de una deformación de espíritu, la cual le hace ver a todo ser viviente ¡a su imagen!”

Y en otra parte: “Las 72 pulsaciones del hombre corresponden a los 72 años que el Sol requiere para retrogradar un grado a través del cielo, es decir que el corazón late 4 veces cuando respiramos una vez, y el número de respiraciones es de 18 por minuto, lo cual guarda relación con las 4 estaciones y los 18 años de nutación del eje terrestre bajo la influencia de la Luna.”

“Las 25.920 respiraciones cada 24 horas, hacen pensar en el número de años del famoso gran ciclo, al final del cual las constelaciones habrán completado la vuelta Zodiacal por precesión equinoccial.”

Por ello, agradecemos infinitamente al Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares la creación de tres Instituciones pioneras del Saber de Síntesis en el mundo, las cuales celebran este 24 de mayo sus respectivos Aniversarios: la UNINT- Universidad Internacional de la Fundación Magna Fraternitas Universalis (fundada en 1970), INVESCIENCIAS- Instituto de Investigaciones y Aplicaciones Científicas y Tecnológicas (www.invesciencias.org) creado en 1975 y la ELIC- Escuelas Libres de Investigación Científica para Niños (www.elicnet.org) fundada en 1977.

 

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,699FansMe gusta
58SeguidoresSeguir
1,855SeguidoresSeguir

Últimos artículos