21.8 C
Tarapoto
domingo, diciembre 4, 2022

La educación rural sin posibilidad, es preocupante

Mis queridos amigos y lectores de miércoles nuevamente estamos de vuelta con la decisión de seguir avanzando y poner las acciones de cuidar y defender a los más débiles en este tiempo.

Quiero manifestarles después de 17 años hemos vuelto a una realidad que no todos conocen de la verdadera educación rural en nuestra región más aun en nuestro país. Como maestro nos hemos iniciado en el sector como docente de zona rural en ningún momento nos lamentamos ahora estoy muy orgulloso de volver a un lugar ecológico que es la Institución Educativa N°0736 de Pushurumbo, una comunidad con muchos problemas sociales y económicos que dejó el anterior Tocache. Teniendo esa experiencia seguimos que nuestra educación rural hasta hoy es un problema y por no ser tan escandaloso y tintorero se encuentra en un estado francamente de emergencia.

Entonces podemos decir que la educación suele ser completamente ajena a la realidad del entorno social y natural, no tomándose en cuenta la rica variedad lingüística, cultural y los diversos aspectos ecológicos propios de cada comunidad y región. Esto se manifiesta en el hecho de que, a pesar de todo lo escrito al respecto, aún no contemos con currículos diferenciados adaptados a las peculiaridades de cada lugar. A nivel de la escuela, en muchos casos se carece de los materiales didácticos necesarios y no se aplica una metodología de enseñanza adecuada además que nuestros especialistas de las Dres y Ugels no tiene competencia para poder entregar un fortalecimiento adecuado en los temas de unidocente y multigrado. Esta situación de competencias de fortalecimiento suele ser informativa, autoritaria (por desconocimiento muchas veces de metodologías en las que el educando participa activamente en el proceso educativo) y memorística (el profesor suele hacer el dictado y los alumnos se limitan a memorizar y luego repetir sin comprender críticamente lo que el profesor dicta). En el ámbito rural lo común es, además del ausentismo del profesor, encontrar a un solo profesor atendiendo los seis grados de primaria en eso debemos tener en cuenta es una mentira de enseñanza (No se enseña sino se cuida a los muchachos como se dice) Son las famosas escuelas unidocentes, en las que el profesor puede solamente dedicarle al alumno la sexta parte del tiempo disponible; o, en su defecto, suelen existir escuelas primarias por lo general, atendidas por profesores no titulados con formación insuficiente.

Frente al problema de la deficiente formación del profesor rural, en muchos Institutos Pedagógicos se busca superar este problema que afecta a la calidad del servicio educativo, mediante programas de nivelación, más aun preocupante teniendo la consideración de nuestros profesionales técnicos desde la Ugels, de contratar a estos profesionales en un aula teniendo en cuenta que desconocen la parte teórica de la educación y es imposible desarrollar estas acciones técnicas para poder procesar la parte pedagógica y desarrollo de adaptación educativa. ¿Estamos de esta manera contribuyendo a solucionar el problema de la formación del profesor o la educación rural? Considero que es un avance, pero que hay un círculo vicioso del cual es preciso tomar conciencia para tomar medidas necesarias para salir del mismo. ¿En qué consiste este “círculo vicioso”? Sucede que si ya no hay docentes enviamos técnicos, aunque sea a nuestras zonas rurales, es decir se consideran los profesores no titulados del ámbito rural. El problema es que lo común reside en que una vez alcanzado el título se solicita ir a las áreas urbanas. Los traslados proceden y de esta manera se cubren las plazas dejadas por éstos, con profesores no titulados que empiezan a hacer su profesionalización y así sucesivamente. Resultado: el problema de la formación deficiente del profesor rural continúa agravándose y nuestra educación rural permanece en un estado de abandono. Y que decir de los padres de familia que abandonan a su suerte a sus hijos con el docente, el mismo que los niños trabajan en cosechar café para ganarse un sencillo como dice algún niño 5 soles por kilo. Eso el estado sabe sobre este problema. Bien a todo es necesario promover proyectos provinciales y regionales uniéndose propuestas en educación en vez que estos “malos alcaldes” este sembrando pavimento o malversando o inflando presupuesto en alguna obra para la pendejada de gestión.

Me siento orgulloso de pertenecer por el momento de esta educación rural, en una comunidad que se siente que tenga alguien y se auxilie para que estos pobladores tengan a bien promover una educación y una comunidad integra. Hasta entonces si Dios quiere.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,700FansMe gusta
58SeguidoresSeguir
1,855SeguidoresSeguir

Últimos artículos