24.8 C
Tarapoto
sábado, noviembre 26, 2022

¡Ya no falta nadie!

Sus nervios se veían reflejados en la permanente sonrisa de Paolo Guerrero, quien llegaba al hotel de concentración de la selección peruana en Austria para encontrarse con sus compañeros después del fallo del Tribunal Suizo a su favor. Estos y el comando técnico lo recibieron con los brazos abiertos y se comprometieron en realizar un gran Mundial Rusia 2018 para dejar en lo más alto a la blanquirroja.

El primero en encontrarse con el ‘Depredador’ fue Alberto Rodríguez, quien esperaba su turno para servirse su cena recibió un abrazón por atrás algo que lo sorprendió hasta verse con el capitán de la bicolor. Después uno a uno la delegación del equipo de todos con un apretón de manos o abrazo lo saludaron en su regreso.

Junto a Jefferson Farfán, fue el punto más emotivo de dicho momento, ambos se dieron un fuerte abrazo y comenzaron a reír tras una broma de la ‘Foquita’, que también aprovechó para vacilar a Edwin Oviedo. “Lo veo feliz ‘presi’, ha estado cooperando”, manifestó el delantero.

Guerrero continúo saludando a su demás compañeros y a los miembros del cuerpo técnico de la selección.

Después sostuvo una charla con el entrenador Ricardo Gareca para manifestarle su deseo y compromiso. Hoy será evaluado por el preparador físico Néstor Bonillo para saber en qué condición se encuentra y trabajar pensando en que tenga minutos el domingo contra Arabia Saudita.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,697FansMe gusta
53SeguidoresSeguir
1,856SeguidoresSeguir

Últimos artículos