27.8 C
Tarapoto
sábado, marzo 2, 2024

Entre Escila y Caribdis

Genaro Sánchez Ramos me envió hace mucho años atrás el siguiente texto que quiero compartir con mis lectores.

“Cuando Dios formó los países, le dijo a Pedro: ´Mira que voy a crear los países y les voy a dar sus recursos. A la Argentina le daré sus hermosas pampas y la belleza de La Patagonia; a Estados Unidos sus inmensas praderas y sus bosques de coníferas; a Alemania, sus minas de carbón y el hermoso Rin; al Brasil, su inmensa costa y sus bosques y ríos´. Y así fue creando los países, como Francia, la China, la India, Grecia, dándoles sus recursos y encantos como los conocemos hoy día. Cuando le tocó formar el Perú, el Creador, dijo: “Al Perú le daré una inmensa Costa y un inmenso mar donde pescarán en abundancia, sus cerros llenos de minas de oro, plata, vanadio, inmensos bosques, caudalosos ríos como el Amazonas, bellas mujeres existirán en ese país y también les daré….´. ¡Pare, pare, Señor, no siga! ¡A los peruanos Usted ya les está dando todos los recursos!´, dijo Pedro. Entonces, el Creador le respondió: ´No te preocupes, Pedro, porque ya vas a ver a esos cojudos que voy a poner ahí, porque siempre vivirán jodidos´”.

Sofocleto publicó en los años setenta del siglo pasado un libro que creó conmoción y que recoge la idiosincrasia de los peruanos. Tal vez sea la exacta descripción de cómo somos. Porque tuvimos todo y lo perdimos. El libro se titula “Los cojudos”. Siempre se dijo que el Perú tiene la plutocracia más asquerosa y más antipatriota, que sigue defendiendo sus riquezas y privilegios ganados a costa de la corrupción del Estado, y estos grajos dicen después que

el Estado no sirve, que es inútil y refugio de brutos e incapaces. Es esa clase social que explotó al país y expolió a su gente. Ahí están las exoneraciones tributarias, los aranceles bajos que se dan para que paguen poco o casi nada por las importaciones, los apoyos financieros, etc. Pero la tragedia está en que sus mayores defensores y escuderos están en esa masa de gente a quien le han vendido el mensaje de la libertad, del emprendimiento y la iniciativa, como diciéndonos que el pobre lo es porque es un inútil y un incapaz. Léanlo en las redes sociales.

La forma cómo está organizado el país –y creo que todo esto es adrede—hace que candidateen a la presidencia de la República, y sean congresistas, toda una sarta de corruptos, asesinos y delincuentes. Y esto ocurre porque quienes hacen las leyes saben que el peruano es manipulable, influenciable, religioso fanático e intolerante. Y las leyes se hacen en función de los intereses de los grupos de poder, de donde salen los ministros que cumplen la función de cancerberos mientras una caterva de descamisados, y que no tienen el futuro asegurado, aplauden a rabiar y se pelean en las redes sociales.

Los peruanos optaremos entre dos candidatos que no son los idóneos, mi moral ni intelectualmente. ¡A donde nos llevó nuestra propia miseria y nula capacidad de civismo y escaso nivel para ser ciudadanos dignos! Será como ubicarnos entre Escila y Caribdis y con la seguridad que no tendremos salvación, porque, han escrito que, como país, no tenemos futuro, porque nos encontramos entre la certeza de que nada cambiará, de un lado, y la incertidumbre, de otro. ¡Este es mi país, pues! ¿Un maravilloso país lleno de c….? (Comunicando Bosque y Cultura).

Artículos relacionados

Mantente Conectado

34,491FansMe gusta
250SeguidoresSeguir
1,851SeguidoresSeguir

Últimos artículos