martes, agosto 9, 2022

Congresista Manuel Aguilar Zamora: “Tenemos más de 43 mil palmicultores atravesando una situación grave, muchos están regresando a sembrar coca”

Estamos frente a un monstruo del hidrocarburo, definitivamente no creo que eso se puede romper fácil y esperemos que quede en un 10 o 15%.

El pasado martes 06 en Tarapoto se realizó la sesión descentralizada de la Comisión de Energía y Minas, del Congreso de la República; VOCES dialogó con el congresista Manuel Aguilar Zamora, quien es el vicepresidente de la comisión, a fin de conocer los puntos de vista expuestos y conclusiones de la cita.

¿Cuál ha sido el tema de fondo en la agenda?

Más que todo se trató para ver la obligatoriedad de la mezcla de Biodisel, la idea es de ganar el 20% que va a ser un poco difícil, pero, se está peleando ese tema el momento, pude sustentar que he presentado un proyecto de ley que busca productividad en la región amazónica, este es un sueño largamente acariciado; ven en nuestra gente del campo solamente como proveedores de materias primas de productos alternativos, cultivos nativos; por poner de ejemplo: todos los días vemos que miles de pies cúbicos de madera salen a la costa sin valor agregado, esa madera debería ir como muebles, trabajados en talleres de nuestra región, generando trabajo, valor agregado traducidos en mejores niveles de vida para nuestra población, pero qué pasa, nos cobran el IGV elevado y eso está pasando en toda la Amazonía; eso también se vio ayer, lo he tocado en la sesión, siendo el tema central sobre la obligatoriedad del Biodiesel, enhorabuena que se incremente de un 10 a 15%.

Congresista, la pandemia golpea, nuestra gente del campo es la que más sufre.

Nuestros amigos palmicultores no pueden esperar, y no pueden esperar, porque la situación por la que atraviesan más de 43 mil familias es realmente grave, el pasado mes de junio han tenido que desechar su producción de palma, generando que alguno de ellos haya retornado al cultivo de la hoja de coca, y esto es consecuencia del olvido del ejecutivo que no ha sabido honrar sus compromisos de aumentar la obligatoriedad en la mezcla del Biodisel.

Estamos en un contexto complicado, miles de peruanos fallecidos, hospitales colapsados, los sectores productivos paralizados; sin embargo, esto no es justificación para el incumplimiento de tratados internacionales referidos al cuidado del medio ambiente y la lucha contra las drogas ante este terrible flagelo que nuevamente se está posesionando en San Martín, tenemos que actuar, desde el congreso el ejecutivo los representantes de los palmicultores están a la espera de nuestras acciones.

¿Es el punto de partida para abrir ese espacio y buscar alternativas?

Efectivamente, creo que con esto se va a empezar a ver el tema de fondo, que es el Biodisel, porque es una de las alternativas, un significativo aporte económico para beneficio de nuestra gente del campo de la región y al fin de cuentas, nos vamos a beneficiar todos. Nuestros palmicultores, están desorientados por la falta de apoyo para mejorar los precios de su producción, ante la dura crisis que golpea. Algunos de ellos están volviendo a sembrar coca y eso no lo podemos permitir, tenemos que apoyar en todas las instancias y niveles para mejorar las condiciones de servicios sus básicos, sus vías de acceso, facilitar el apoyo de técnico, hacer el acompañamiento y por su puesto mejorar y si no lo existe, gestionar la construcción de centros de salud y escuelas para nuestros niños, trabajar en todos los niveles ejecutivo, legislativo, gobiernos regionales, alcaldes y todos los actores de la comunidad, tenemos abrir oportunidades para nuestros agricultores, no podemos permitir que retorne épocas de violencia que hemos vivido en San Martín.

Nota de redacción

San Martín en cifras y estadísticas sobre los sombríos de la Palma Aceitera.

Según datos del sector agricultura, son alrededor de 43 mil productores en la región San Martín que se dedican al mencionado cultivo que ya forma parte de la dinámica económica e inclusiva de la región, que se dedican al mencionado cultivo ya forma parte de la dinámica económica de la región.

San Martín cuenta con 37.000 hectáreas de palma aceitera, consolidándose como la segunda región con mayor área de dicho cultivo (después de Ucayali que tiene 40 mil hectáreas), representando el 40% del total nacional que asciende a 86 mil hectáreas.

En el 2014 el rendimiento productivo de la palma aceitera en San Martín ascendía a 13 toneladas por hectáreas de introducirse mayor tecnología e innovación se mejoraría la productividad.

Se busca dar valor agregado

Apostar no solo por el producto primario, sino básicamente por el valor agregado, sin embargo, fuentes consultadas señalaron que los derivados de la palma aceitera se están importando hacia nuestro país, quitando las oportunidades a la producción nacional, ante ello dijeron que es necesario establecer exoneraciones tributarias selectivas y no que perjudiquen a la producción nacional con la competencia desleal.

Artículos relacionados

Mantente conectado

33,231FansMe gusta
3SeguidoresSeguir
1,829SeguidoresSeguir

últimos artículos