martes, agosto 9, 2022

Los lobos vestidos de corderos

La voz del editor

Por: Lenin Quevedo Bardález

La revocatoria es un mecanismo que debe revisarse. La mayor parte de los que entran a política, siempre lo hacen con intereses subalternos, seguros que deben cobrarse todo lo que les ha costado escalar en la putrida montaña del poder.

Es por ello, que casi siempre son los tenientes alcaldes los que con desesperación traicionan casi inmediatamente a quienes juraron integridad y respaldo hasta la muerte cuando eran candidatos.

Es por ello que debe revisarse el mecanismo de revocatoria. La ambición de estos perros de caza es tal que, sin importarles el retrazo que puede significar para su distrito la ingobernabilidad que van a causar, arrastrarán a su comunidad a aquel limbo del desgobierno. No se trata únicamente de Lima. Se trata de cualquier otro distrito del país. Faltando apenas un año y meses para que culmine la gestión de un alcalde ¿vale la pena sacarlo para meter otro, Dios sabe cuando? ¿Se ha preguntado toda el hambre con la que llegan aquellos que manifiestan que son quienes han “logrado” arrastrar a la población al abismo de la revocatoria? No sabe usted, cómo se la querrán cobrar. Irán ante la nueva autoridad y le dirán: “gracias a mí ocupas ahora este sillón, ahora dame mi parte”. Es por ello, que a tan poco tiempo de culminarse los periodos de los alcaldes, no creo conveniente una revocatoria, menos con los monstruos que la persiguen, que se esconden bajo una máscara de corderos

Artículos relacionados

Mantente conectado

33,231FansMe gusta
3SeguidoresSeguir
1,829SeguidoresSeguir

últimos artículos