21.8 C
Tarapoto
domingo, febrero 5, 2023

Si tan solo aprobaran 7 leyes

El Perú sería el paraíso que otros quisieran vivir.  

Cuando el tiempo se vuelve lo más preciado de todo lo más estimado, dices, por qué no aproveché cuando la oportunidad topó mis puertas, una, dos y hasta tres veces; cuando el tiempo se va agotando en el lejano horizonte de tus recuerdos, dices, cuando volviera a nacer, haría esto, lo otro y lo otro; cuando vez que nada ya es negociable, cuando era aún los momentos de los encuentros de plática; cuando ves que todo puede ocurrir, abres tus ojos y te das cuenta que ya es un nuevo día.  

Ciertamente ya es un nuevo día.  

Nuestra vida política de la manera como lo ejercen los cachupines de la política, hace ratos que le llevaron al país al despeñadero y te preguntas, ¿Para eso nos inauguraron como república? Cuando muy bien sabemos que los sistemas republicanos para que existan como tal, primero pusieron como cabeza, el reto a conseguir el botín, y el botín no estaba en la explotación de la tierra, de la minería, del petróleo; no estaba en la explotación de tu talento. Estaba ahí en el poder ejecutivo, estaba ahí en el poder legislativo y estaba ahí en el poder judicial.  

Todo lo demás pasa por estos tres poderes; todo era comprado y todo es y sigue siendo comprado por estos tres poderes. Y te das cuenta que estamos ya en un nuevo día, y si todo hoy en día es y siempre fue negociación política y si hubiera voluntad de los que ejercen la política, cuántas cosas de lo que hoy sufre y padece la sociedad, serían solucionadas y no hubiera motivo para discusiones inútiles de los que hoy dicen ejercer el poder.  

SIETE LEYES QUE CAMBIARÍA AL PAÍS  

La delincuencia no actuaría de la manera como viene actuando tan irracional y salvaje, si el Congreso en vez de dedicarse las 24 horas del día y todos los días, buscando maneras de retirarle del poder a Pedro Castillo, elaborarían y cumplieran las siguientes leyes:

Si tan solo aprobaran una ley de transparencia y sentencia al delincuente, sin tontos protocolos jurídicos y engorrosos.  

Si tan solo aprobaran una segunda ley donde el policía estaría libre de todo proceso judicial cuando victimiza a un delincuente ladrón, asesino y violador.  

Si tan solo aprobaran una tercera ley, donde los jueces y fiscales serían elegidos por el tribuno popular del pueblo, nada de arreglos bajo la mesa, ni recomendaciones de nadie, simplemente que el tribuno del pueblo, vea y evalúe el legajo de su carrera profesional impecable.  

Si tan solo aprobaran una cuarta ley, que se anulen todas las agrupaciones políticas (APP, RP, JP), y tantas otras que no merecen mencionarlas, pues no le sirven para nada a la ciudadanía, solamente les sirven a los dueños de estos grupos para que sigan pidiendo los votos en los procesos electorales.  

Si tan solo aprobaran una quinta ley donde el país se dividiera política y electoralmente en dos: DEMOCRACIA PROGRESISTA y REPÚBLICA CONSERVADORA.  

Si tan solo se aprobaran una sexta ley, donde la participación política no debe ser como hoy es ofertado a cualquier ciudadano que tienen un tremendo legajo de inmoralidad, de corrupción y de mafia y que tan solo están esperando que llegue el momento para que salgan elegidos y busquen torcer a la ley desde la condición de «autoridades» y seguir pudriéndole a la política de la peor manera descabellada, y pobre ciudadano, se ve obligado a elegir contra su voluntad.  

Si tan solo aprobaran una séptima ley, donde los mejores ciudadanos, con sus mejores propuestas postularan bien al partido DEMOCRACIA PROGRESISTA o bien al partido REPÚBLICA CONSERVADORA; siendo previa postulación a los partidos, su inscripción respectiva, donde debe firmar su compromiso moral y cumplimiento de sus propuestas, de lo contrario, él mismo o ella, debe irse en camino a abrir su propia celda de condenación, fuera de todo privilegio habidos y por haber.  

Cuando ves que todos estos sueños y visiones, en algún momento de nuestra vida presente o futura; en algún momento de nuestra vida corta o larga,  se hacen realidad, entonces diremos que no hemos perdido el tiempo y empezaremos a vivir lo que al inicio de nuestra vida republicana hubiera sido esto la manera de independizarnos y no de la manera delincuencial que nos gobiernan desde los más altos poderes de este sistema capitalista, corrupto y neoliberal, que vendieron nuestro patrimonio como nación y siguen vendiendo nuestro destino y futuro, como ciudadanos.  

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,856FansMe gusta
77SeguidoresSeguir
1,852SeguidoresSeguir

Últimos artículos