21.8 C
Tarapoto
domingo, febrero 5, 2023

Listas 1 y 2 ahora deben ser más sólidas en la unidad magisterial

Juntos debemos defender y conquistar nuestros derechos.  

O somos parte de la solución; o somos parte del atraso y la corrupción. Debo empezar por la parte local. Los maestros que corresponden a las bases del sindicato de la Provincia de San Martín, acudieron a las instalaciones de la institución Jiménez Pimentel para depositar su voto de responsabilidad y conciencia, y emprender con los resultados la renovación del sindicato provincial que empezó precisamente a escribirse el día 04 de diciembre con una nueva directiva elegida.  

Acudieron al sufragio no quizá una masa mayoritaria de docentes, pues esta ausencia de maestros en momentos eleccionarios, también es otra debilidad, que solamente puede superarse, cuando cada maestro se siente comprometido no solo con los derechos magisteriales, sino sobre todo con los deberes y responsabilidades sindicales y pedagógicas, que por la poca o nula información y concientización sindical, muchas veces nuestros derechos son arrebatados y desplazados.  

De dos listas que postularon a la renovación del sindicato provincial, ganó con un margen de 211 votos la lista número 1 que encabeza el maestro Wilmer Mechato Díaz. No se trata de que ganes con 100 o mil votos de diferencia, basta que la diferencia sea aún de un solo voto, ya ganaste, y gana no el que ofrece más, sino el que mejor argumenta sus propuestas y que haya el fiel compromiso de ser cumplidas.  

A nadie le gusta ciertamente el resultado negativo de un proceso electoral magisterial en este caso, y este resultado negativo no faculta para buscar pretextos y salir con cuestionamientos de fraude y de ilegalidad como inicialmente cuestionó la lista 2 tratando y buscando desmerecer al ganador, cuando lo correcto es asumir una posición crítica y pasar inmediatamente a cerrar filas con la lista ganadora.  

Porque de eso se trata las elecciones y renovaciones de los cargos directivos, con más razón todavía cuando somos parte de una misma causa magisterial que está esperando que todos los maestros y maestras cerremos filas contra el atropello de nuestros derechos que está pendiendo de un hilo los derechos conseguidos hasta el día de hoy con el gobierno que lidera el maestro Pedro Castillo.  

DEFENDAMOS NUESTRA CARRERA QUE NOS COSTÓ  

Si la mafia corrupta le tumba a Castillo, nuestros pocos derechos ganados hasta hoy, podrían irse al despeñadero, y lo poco que aún tenemos, hay que defenderlo con uñas y dientes; hay que defenderlo desde adentro, no mirándonos entre nosotros a la distancia; hay que defenderlo comprometiéndonos con nuestra propia doctrina pedagógica y con nuestra propia doctrina sindical, dándole importancia a eventos de elección para renovaciones directivas como la que se llevó exitosamente el domingo 04 de diciembre.  

Y sobre todo, hay que defender nuestra carrera y nuestros derechos magisteriales practicando la unidad sin hipocresías y compartiendo las ideas entre maestros, por ejemplo los postulados de la lista 2 muy bien podrían ser compartidos y articulados con los postulados de la lista 1, teniendo en cuenta que en esta línea dialéctica, jamás pueden haber perdedores, ni mucho menos excluidos, porque al final de cuentas, todos somos docentes y todos recibimos del mismo sistema un trato económico hartamente injusto y desigual.  

Si somos parte de la solución, empecemos a integrarnos mucho más a nuestra carrera como docentes, pero también a responsabilizarnos en nuestras obligaciones sindicales para que cualquier arremetida contra el presidente Pedro Castillo, podamos estar cada vez más unidos que nunca, y juntos sin resentimiento de nada podamos arrancar nuestros derechos a cualquier gobierno del futuro y que el gobierno del maestro Pedro Castillo cumpla los 5 años de gestión por el bien del país y de manera particular por el bien de la educación, del educando, del profesorado.  

El proceso electoral en el Magisterio, “un maestro un voto”, jamás podría ser igual que los demás procesos electorales de grupos políticos que postulan a los municipios y a los gobiernos regionales y nacionales; en esta tendencia los políticos se odian y se matan; buscan salir de la pobreza económica de la noche a la mañana y buscan limpiar sus legajos de delitos y corrupción.  

En las elecciones magisteriales jamás podrían darse esto. Marquemos nuestra diferencia, no solo aceptando al ganador, sino, sobre todo, uniéndonos para luchar juntos y juntos conquistar nuestros derechos sociales, profesionales y económicos.  

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,856FansMe gusta
77SeguidoresSeguir
1,852SeguidoresSeguir

Últimos artículos