21.8 C
Tarapoto
domingo, febrero 5, 2023

¡Marcospión y a bailar se ha dicho!

En 1970, según nos refiriera de manera personal don Marcos Macedo Pinedo (Tarapoto, 26 de noviembre de 1937), nace el nombre de Marcospión con el que sería conocido su orquesta La Continental Ritmo y él mismo se quedaría para siempre con este nombre que, pasados los años, se ha convertido en emblemático y parte indesligable de la historia musical tarapotina. Y es bueno contarlo.

Por esos años, dos orquestas hacían furor en Tarapoto: Los Escorpiones y La Continental Ritmo. Cierta noche se reunieron en el domicilio de don Alcides Ramírez Gonzales los socios del club deportivo Leoncio Prado para programar la celebración de su aniversario y que debería culminar con una fiesta de padre y señor mío. Al realizar la votación para elegir a la orquesta se produjo un empate creando incertidumbre y al no ponerse de acuerdo el socio Alcides García Macedo sentenció: “¡Por último, que toque Marcospión!”, y se crearía una de las denominaciones tarapotinas más populares. Marcospión, ya sinónimo de La Continental Ritmo, terminaría animando la fiesta. El nombre sale de la fusión de Marcos y Los Escorpiones.

La Continental Ritmo lo fundaría don Marcos Macedo Pinedo a inicios de los años sesenta: él tocaba el saxofón; Alberto Ramírez Navarro (Pulguita), la batería; Augusto Pinedo Pinedo, la tumba y Oscar Orbe Gonzales, fue el cantante y también tocaba el güiro o shacshashak, en alusión al sonido onomatopéyico del instrumento. Oscar Orbe formaría después los Golden Brass, o Supiteros, otra orquesta del barrio La Hoyada, de Tarapoto. En 1967 eran parte de La Continental Ritmo: Marcos Macedo Pinedo,

Aléximo Ramírez Ramírez (trompetista); Réninger García García (acordeón); Augusto Pinedo Pinedo (tumba). Ese año Alberto Ramírez pasó a ser el cantante y le reemplaza en la batería Segundo Alcides Ramírez Ramírez quien se mantiene en el grupo hasta 1970 cuando lo expulsan al terminar una matiné por el solo hecho de no acompañarles a la chupística de rigor. Según nos refiriera Otto García García, hermano de Reninger, el también tocó la guitarra con Marcospión, pero esta será otra historia.

Percy Aleksander Flores Navarro (Tarapoto, 10.10.1995) nos comunica que está en proceso de producción en Europa el primer Longplay de Marcos Macedo Pinedo ¨Marcospión¨, coordinado con el sello Buh Records, de Lima, para revalorar su gran aporte musical a la región. Don Marcos nos dice que por su saxofón, guitarra y mandolina pasaron los ritmos colombianos de la época, como Yolanda, La pollera colorá, La pollera amarilla, Güepa..je, Momposina, y las guarachas y merengues. Recuerdo haber bailado con ellos “A bailar merengue”, que nos hacía sacar chispas del piso.

Marcos Macedo Pinedo contrajo matrimonio en 1968 con Adriana Flores Dávila y tuvieron siete hijos: Neirith, Bernardith, Paco, Marilú, Lindis, Alina (+) y Luis. De él dice doña Adriana que fue, a pesar de su temprana ceguera, carpintero, músico, constructor, cantante y un terrible mozandero. “Yo tocaba de todo”, nos dice simplonamente. Le entrevistamos con Segundo Alcides Ramírez, su ex baterista y mi promoción del colegio, y nos regala en su mandolina la primicia “El nacimiento de Tarapoto” y mientras le escuchamos atentamente admiramos la grandeza y humildad de un hombre del pueblo a quien le han negado el beneficio de la Pensión 65. En el año de 2021 la Municipalidad Provincial de San

Martín le concedió una distinción por su “valioso aporte a la música local”. Pero de papeles no se vive. (Comunicando Bosque y Cultura).

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,856FansMe gusta
77SeguidoresSeguir
1,852SeguidoresSeguir

Últimos artículos