22.1 C
Tarapoto
martes, abril 16, 2024

¡Algunos sí y algunos no!

Esta es una observación objetiva de las declaraciones del gobernador regional de San Martín, Walter Grundel, con el propósito de advertir, por un lado, una postura que no comparto, y de otra manera, evidenciar una oportunidad que le permita mejorar el carácter político de cara al largo trecho que tiene en la conducción de su gestión.

Antes de proceder a desojar la margarita de este análisis de coyuntura, tengo que manifestarme sobre el plazo de los 100 días de gestión. Todos sabemos que es un periodo de tiempo, para enraizar las políticas públicas, que una autoridad de turno aplicará durante un periodo de gobierno. Otros califican a este centenar de días como una luna de miel de la cual dependerá, en adelante, toda la relación autoridad – pueblo.

¿Durante este tiempo se puede presentar crítica alguna? O por decirlo románticamente político ¿Durante esta luna de miel es aceptable una opinión diferente en el ámbito regional?

Creo que sí, porque una advertencia sana debería ser apreciable a los ojos y acciones del que quiere hacer política de la buena. Miremos hasta hace poco, cuando en el mes de enero, hice una crítica en referencia a la ausencia del Gobernador Regional en una reunión de la Asamblea Nacional de Gobernadores Regionales, y ahora va a todos los encuentros hábitos y por haber; y eso es bueno.

Ahora, entrando en materia y desojando la margarita que presenté preocupa mucho las declaraciones del gobernador con la frase “Algunos si y algunos no” en clara respuesta a la confianza que tiene con los alcaldes locales de todo San Martín.

Siempre dije que la campaña se terminó, y que una vez emitida la voluntad popular, una autoridad se convierte en la cabeza política de todos. Y cuando me refiero a todos, está muy claro, que los brazos se abren más allá de los electos del partido y se extiende a los que compitieron y ganaron de las otras organizaciones políticas.

Hay que tener cuidado porque esta frase puede llevarnos a coyunturas futuras condicionales o excluyentes que nada bien le pueden hacer a una región vista desde un todo. Es más, el mismo gobernador afirma que tiene varios problemas en la región ¿no es pues, acaso, la suma de todos los problemas de los distritos y las provincias las que impactan en la región?

Acá es importante tener una mirada mayor, que vaya por encima de una visión de pliego o unidad ejecutora para solucionar problemas comunes cuyas brechas se sienten en el campo y la ciudad.

Miremos que nos encontramos en un periodo de crisis del gobierno central, no le podemos sumar a la natural discrepancia un tributo de progresiva dispersión de nuestras autoridades en un territorio tan complejo con esa la región San Martín.

Bajo este análisis y de la misma manera, las autoridades provinciales también deben de sumar votos de unidad con sus distritos y los distritos con sus centros poblados; es el único mecanismo de construir un desarrollo con visión real del territorio de cara al futuro.

Estaremos atentos y saludamos de antemano los cambios responsables – en quienes entiendan – que es por el beneficio de una sociedad que pide a gritos una política integra, a carta cabal, que vaya más allá de las menudas prácticas del rumor y el temor.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

34,535FansMe gusta
262SeguidoresSeguir
1,851SeguidoresSeguir

Últimos artículos