27.8 C
Tarapoto
sábado, marzo 2, 2024

La Coincidencia de las Diferencias

En este último tiempo de mi vida, mis artículos han tomado otra forma de ver la realidad y expresarla – con otro tono – a los lectores de esta casa editorial. He sentido en este tiempo, mayor sensibilidad por las historias, me da gusto cuando la gente leyó “La inseguridad de una Rosa”, “La recesión de un Niño” y “La Chica de la hamburguesa” y me hicieron llegar sus apreciaciones.

Entre mis manos y mis ideas han cobrado vida narrativas e historias de gente de a pie, confieso que, algunas de estas versiones de sus realidades me han tocado lo más hondo del alma – por ende, nuevamente recalco – me han vuelto más sensible al momento de escribir.

Esa sensibilidad social que me fue acompañando durante estos últimos 10 años han hecho que, de escribir solamente sobre el análisis de las políticas públicas, coyuntura regional, política internacional y micropolítica, en esta columna que tiene a bien titularse “Escenario Político” a desarrollado también las historias de otros.

Es por eso que me doy la licencia de escribir, diferente, de plantear reflexiones. Este último tiempo, mi vida ha sido marcada por muchas reflexiones, meditaciones que se han hospedado en mi cabeza de día y de noche y me han llevado a filosofar de forma alguna que, al iniciar este proyecto de escribir, lo haya si quiera imaginado.

Hoy vamos a reflexionar de las coincidencias y al mismo tiempo de las diferencias, al punto que vamos a razonar de sus trazos intermedios.

¡Es bonito coincidir! Las más celebres historias de amor que leí han tenido como fuente de narrativa las coincidencias de los seres humanos, un equipo de fútbol es claramente la suma de más de 11 jugadores titulares que han coincidido en un deporte que se práctica en todo el mundo.

Nosotros mismos con los otros mismos, los nuestros mismos, tenemos coincidencias. Un ejemplo simple es de aquellas parejas que van encontrando puntos en común ¿Puedes enumerar, hacer tu check list de coincidencias con tu pareja, tu esposo o esposa? Me gusta, el café, la mar y siguen nombres en la lista conjunta. Porque eso sí, ojo, para coincidir hace falta más de uno.

¡Es bonito diferir! El día de hoy, tengo que reconocer que fue uno de los días más aleccionadores de mi vida, y por, increíble que sean las cosas son gracias a las diferencias más que a las coincidencias que se me han presentado.

De nuestras diferencias podemos sacar, los mejores aprendizajes, podemos pulir la piedra, pasar el oro por el fugo. Deferir es una gran oportunidad de pasar a un entendimiento mayor, más alto en todo aspecto.

Y siguiendo el ejemplo anterior de la lista, podemos enumerar las principales diferencias que tenemos los unos de los otros, con seguridad la lista llega a ser mayor que la primera.

Sin embargo, todo esto es tan natural, todos nosotros, somos únicos e irrepetibles por ende diferentes entre prójimos.

Entonces finalizo con algunas preguntas a manera de más reflexiones ¿Cuándo las diferencias coinciden? Y me respondo al mismo tiempo: podemos hacer coincidir nuestras diferencias, reconociéndolas, respetándolas, trabajándolas y disfrutándolas en su máximo esplendor.

A los que les gusta las coincidencias y a los otros, que son de diferencias, deben reconocer en conjunto que el mundo sería un total aburrimiento, si todos fuéramos iguales.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

34,491FansMe gusta
250SeguidoresSeguir
1,851SeguidoresSeguir

Últimos artículos