lunes, agosto 8, 2022

Visita a Orlando Zagazeta

 

Columna

Wao. Estuve en el bosque dos días, compartiendo mi tiempo con un hombre como Orlando Zagazeta.

Me contó todas las peripecias por las que atravesó para finalmente alcanzar lo que es hoy: Un hombre con una gran sensibilidad que ha logrado como muy pocos, casarse con el bosque. Así es; él es uno de los esposos de la naturaleza, que le da la vitalidad a la Amazonía, en donde se encuentra su corazón, como si de una célula buena se tratara.

Le decían loco por cuidar a las especies del bosque, perdió a su esposa, perdió amigos, perdió su contacto con la civilización, pero hoy, entre mordidas y caricias, hace realidad el sueño de revitalizar la Amazonía y de ser un desierto verde, convertirlo en un paraíso lleno de especies, como monos, sajinos, coatís, entre muchos otros.

Ayer estuve con él y envidié la paz de sus días. Sin compromisos que roben los pensamientos a diarios, pasa su vida al fresco ritmo de la naturaleza, en un lugar en donde el sol nunca agrede y en el que el bosuqe llena de caricias el ambiente. ¡Grande Orlando!

Artículos relacionados

Mantente conectado

33,232FansMe gusta
3SeguidoresSeguir
1,829SeguidoresSeguir

últimos artículos