33.8 C
Tarapoto
sábado, abril 13, 2024

Este 5 de abril debe ser el detonante al que todos debemos sumarnos, en defensa de nuestros bosques, de nuestros ríos, de nuestra biodiversidad

Río Cumbaza, patrimonio natural de San Martín

Por: Teócrito Pinedo Arévalo

Las autoridades locales y dirigentes de los Frentes de Defensa y organizaciones de las Comunidades Nativas del Alto Cumbaza, reunidos en una Mesa Técnica con profesionales y funcionarios de la UNSM especialistas en temas ambientales, el 25 de marzo último, en la localidad de San Antonio de Cumbaza, acordaron declarar PATRIMONIO NATURAL al RÍO CUMBAZA Y SU AFLUENTES, ante la continua agresión de sus bosques y la amenaza de la pierda de su caudal; esta medida, en clara emulación a lo acontecido el 15 de marzo del año en curso con el río Marañón y sus afluentes, declarado Titular de Derechos por el Juzgado de Nauta, con el objetivo de conservar sus aguas por los constantes derrames de petróleo del Oleoducto Norperuano.

La decisión de esta Mesa Técnica de autoridades y profesionales apunta a salvar a este río de una muerte anunciada, que a pesar de todo el maltrato que recibe, sigue dando agua a las poblaciones de Tarapoto y Lamas, conformantes del área de mayor concentración poblacional y movimiento económico de la región. Juega a favor de esta decisión, su integración al Área de Conservación Regional Cerro Escalera, que por descuido de los responsables sigue depredándose.

¿Qué agresiones y amenazas tiene este río?

Realmente son muchos los agentes nocivos que confluyen para depredarlo, como los gobiernos locales, a excepción del distrito de San Roque de Cumbaza, que tiene laguna de oxidación. Arrojan excretas y todo tipo de basura a las aguas del Cumbaza y sus afluentes, convirtiéndolo en una cloaca, conformando un paisaje desolador y deprimente desde Morales hasta Juan Guerra. El uso excesivo de sus aguas para riego de predios agrícolas en detrimento del consumo humano, que los entes reguladores no controlan.

En estos días, el intento de represar sus aguas, atentando la existencia de poblaciones que se verían afectadas por el embalse, a su vez, la pérdida de control de la población ya que la represa estaría gestionada por una empresa. Lo más frecuente, la invasión de sus riberas por pobladores y empresas, deforestándola inmisericordemente, ante la indiferencia de la ANA. Otro elemento surgido con fuerza después de la pandemia del COVID-19, la deforestación de sus laderas por lotizadores de predios rurales que arrasan el bosque ocasionando derrumbes y destrucción de ojos de agua; junto a esto, la apertura de trochas carrozables, provocando deforestación, muchas veces autorizados por los entes reguladores.

Si esto viene ocurriendo en nuestro entorno inmediato, también la agresión viene desde el poder central, el Congreso, el Ejecutivo, el Poder Judicial. Así tenemos a la ANA y ARA, por la negligencia, incompetencia o complicidad con las colusiones depredadoras de la naturaleza, sus bosques, aguas, biodiversidad, etc. Gobiernos Locales y el Regional, que, como pago a los financiadores de sus campañas electorales, impunemente entregan cientos de hectáreas de bosques a madereros ilegales, mineros informales, narcotraficantes y otros. Lo más agresivo e irresponsable viene del Congreso de la República, legislando para sus aliados mafiosos entre ellos empresarios agrícolas, mineros informales, madereros informales, narcotraficantes, modificando normas a su conveniencia e intereses como viene ocurriendo con la Ley forestal, la Ley de la Minería Informal, pagando así el financiamiento de sus campañas electorales y enriqueciéndose a costa de destruir la institucionalidad democrática del país y dando ejemplo de corrupción a todas las instancias del Estado, que el 2023 se robaron más de 24 mil millones de soles, según la Contraloría; y con sus nefastos actos, incentivando a la delito común en todas sus variantes que cada día va expandiéndose por todas las ciudades del país. Igual de negativa es la impunidad de delincuentes que dan jueces y fiscales. La Presidencia de la República y su Consejo de Ministros, como no podía ser de otra manera en nuestro país, envuelta en actos de corrupción.

Entonces. ¿quién defiende este recurso natural?

Parecería que todo estaría perdido, y no es así, los que están en contacto directo con la naturaleza, con los bosques, con el río y su entorno biodiverso, viviendo de ella y con ella, la sienten, la perciben, por tanto, advierten de los riesgos y peligros que la acechan, lo que no ocurre con el citadino.

Esto viene dándose con los pobladores y las CCNN asentadas en la cuenca alta del Cumbaza, cuyas vidas dependen de esta área, que, junto con sus autoridades municipales, organizados en frentes de defensa vienen dando la voz de alerta a lo que se vendrá si no actuamos colectivamente. A esto se sumó el FEDIP San Martín, cuya prueba de fuego será el 05 de abril, convocando a una primera movilización en defensa de nuestros recursos naturales, denunciando todo lo que le viene afectando y exigiendo a las autoridades regionales y nacionales poner freno.

Necesitamos un río Cumbaza y todos los ríos de nuestra Amazonía, vigorosos, con abundante caudal y cristalinos como lo fueron hace unas décadas. Este es el área natural para el desarrollo del turismo ecológico y vivencial, a lo largo y ancho de la cuenca, desde su naciente en la parte alta, hasta su desembocadura, con riberas reforestadas, canalizadas y hermosas alamedas donde debe discurrir gran parte de la vida de sus pobladores.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

34,534FansMe gusta
261SeguidoresSeguir
1,851SeguidoresSeguir

Últimos artículos