24.8 C
Tarapoto
martes, diciembre 6, 2022

Ministerio de la juventud, una propuesta visionaria

02

Hace tres años estuve compartiendo junto a algunos de los jóvenes más destacados del paísuna serie de experiencias enriquecedoras en el II Congreso Nacional de Juventudesdesarrollado en Moyobamba, evento democrático que representó un valioso aporte en labúsqueda por implementar el Plan Estratégico Nacional de Juventudes. Desde aquel evento,e incluso antes, en nuestra región San Martín se ha venido percibiendo un incrementosignificativo de organizaciones y colectivos juveniles que van desde ambientalistas, políticos,de orientación sexual, culturales hasta deportivos.

Nuestra región es una de las que encabezaa nivel nacional lo concerniente a la participación y número de organizaciones y colectivosjuveniles, es decir existe en San Martín una fuerza motriz impetuosa y progresista alimentadapor la vitalidad y energía de los jóvenes principalmente, lo que se pudo evidenciar no sólo enel Congreso Nacional de Juventudes realizado en Moyobamba sino en los posterioresllevados a cabo en Cuzco y Ayacucho. Hoy que nos encontramos a seis años del bicentenario de la Patria y anhelamos todos unmejor Perú no podemos pasar por alto la propuesta de un Ministerio de la Juventud y elDeporte, idea que hace poco volvió a ser insertada por el ex presidente Alan García y quealgunos la han catalogado como populista sin analizarla con serena reflexión y meridianaobjetividad, supuestos mínimos que debemos exigirnos al momento de analizar sinmezquindad lo mejor para el país.
A quienes consideran que la propuesta del ex mandatario obedece al contexto pre electoralque vivimos y por lo tanto pierde contundencia, hay que recordarles que ya antes, a inicios del2011, García presentó al Congreso de la República un proyecto de ley (N° 4657) proponiendola creación del Ministerio en cuestión; sin embargo, no fue comprendido en su verdaderadimensión y el actual gobierno lo sacó de agenda.

Más allá de la coyuntura pre electoral considero que la creación del Ministerio de la Juventudy el Deporte constituiría un aporte grandioso para el fortalecimiento de las políticas socialesjuveniles ya que permitiría articular todos los programas ya existentes vinculados con laSENAJU, así como Beca 18, entre otros no menos importantes; pero además un Ministerio dela Juventud debería convertirse en el punto neurálgico de lo que buscamos los jóvenes comoNación y de lo que queremos construir pensando en el legado social, ambiental, económico ypolítico que dejaremos a las futuras generaciones. Los jóvenes necesitan ser incluidos, perode verdad; necesitan ser escuchados, pero atentamente; por eso, más que una propuesta electorera, debe ser entendida como una propuesta audaz,innovadora y bastante seria que de concretarse en el próximo gobierno otorgaría a losjóvenes más preparados y en proceso de preparación espacios relevantes en la toma dedecisiones en beneficio de su propio sector, así como la construcción de una Nación máscohesionada, comprometida y menos desconfiada en la política.

Paradójicamente quienes más se oponen a la creación del Ministerio de la Juventud y elDeporte son los que más han pintado la región San Martín con frases alusivas a los jóvenes;son aquellos que propusieron hace algunos meses desde el Parlamento la promulgación de la“Ley Pulpin” que recortaba derechos laborales a los más jóvenes y, son asimismo los queestuvieron de acuerdo con dicha ley como lo estuvo el señor Pedro Pablo Kuczynski Godard. Finalmente creo que el Ministerio de la Juventud y el Deporte es una propuesta visionaria y progresista, pero al mismo tiempo es una propuesta que nos dice a todos, principalmente alos incrédulos, que la juventtud es el presente de nuestro país y no el futuro como se suele repetir hasta el hartazgo.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,698FansMe gusta
58SeguidoresSeguir
1,854SeguidoresSeguir

Últimos artículos