27.8 C
Tarapoto
sábado, diciembre 3, 2022

El periodismo no convencional

columna

Joseph Pullitzer y el agresivo William Randolph Hearst fueron quienes marcaron, en la meca del periodismo Nueva York, el inicio de la inclusión de los que formalmente no eran un público apreciable ni digno de la atención de los medios de comunicación. Los excluidos, como botín mediático, hasta la aparición de estos dos señores, eran algo menos que nada.

Juan Gargurevich señala que en 1912 existía en el Perú dos diarios importantes, La Prensa y El Comercio. “Ambos diarios practicaban un periodismo convencional, pesado, de artículos largos y farragosos y era evidente que no consideraban entre sus lectores a las crecientes multitudes que hacían sentir su presencia en mítines cada vez más agresivos.”

No obstante también nace un diario en el año 1912 que revolucionaría la forma de ver los medios de comunicación. Se trata de La Crónica, que al modelo de Pullitzer o Hearst, o los dos juntos, generaría un movimiento inusual en la prensa. Como consecuencia de la ferviente ola de descontento, una serie de medios de comunicación de corte anarquista y anarco sindicalista llenaban el escenario. Fue en esas circunstancias que nació La Crónica, un diario que entregaba una opción que acompañaría a los panaderos, obreros, zapateros, estibadores, etc. con la desacreditada crónica policial y de deportes. La prensa abría sus brazos por primera vez en nuestro país a los sectores marginales de aquella sociedad aristócrata.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,699FansMe gusta
57SeguidoresSeguir
1,855SeguidoresSeguir

Últimos artículos