23.8 C
Tarapoto
viernes, marzo 1, 2024

Jaime Antezana: Aparece en San Martín grupo armado ligado a narcotráfico

1

Por: Jaime Antezana

Una mala noticia para el país viene de la región San Martín. ¿De qué mala noticia se trata? Se trata, según una detallada información enviada por una fuente de Juanjui (que mantendremos en reserva su identidad por tratarse de un tema delicado), que nos proporciona una detallada descripción de lo que ocurrió, el día miércoles 5 de junio pasado, hace casi quince días, cerca de Juanjui, capital de la provincia de Mariscal Cáceres: el avistamiento por varios pobladores de un grupo armado en la bocatoma de Juanjui, ubicado a 5 km de esa ciudad capital.

La denuncia radial del grupo armado
Lo primero que nos describe la información enviada es como se “visibilizó” la presencia de dicho grupo armado en la zona. Al respecto señala textualmente: “Al promediar las 6 y 50 de la mañana del 5 de junio, mientras se emitía el programa periodístico “Master”, conducido por Tomas Arévalo, un oyente con voz temerosa y entrecortada manifestó que vio en la bocatoma el desplazamiento a un grupo de personas bien armadas que serían elementos subversivos. Pero, en forma intempestiva fue sacado del aire sin dejar que termine lo que estaba informando”.
Esa corta entrevista, según el texto de nuestra fuente, provocó una alerta y preocupación en Juanjui y, en general, en la región San Martin. En efecto, ante la difusión mediática de esa información, horas más tarde efectivos de la Policía Nacional y de la Fuerza Aérea de Perú (FAP) se constituyeron al lugar para investigar. Sin embargo, los policías y militares al ir uniformados no solo generaron más temor del que ya tenían los pobladores sino que no obtuvieron nada: les negaron haber visto al grupo armado. También había temor a represalias de los hombres armados.
Asimismo, prosigue nuestra fuente, varios periodistas de medios locales y regionales se desplazaron a la zona para obtener información del paso del grupo armado. Inicialmente, los resultados fueron similares al de los agentes de seguridad: los pobladores no les brindaron información ante las grabadoras. Sin embargo, posteriormente eso cambio. Al conversar espontáneamente, es decir sin ser grabados, varios de ellos comentaron los que había ocurrido la madrugada del día miércoles en la bocatoma de Juanjui. A continuación, según nuestra fuente, detallamos lo que ocurrió.

El avistamiento del grupo armado en la bocatoma de Juanjui
En primer lugar, que el miércoles 5 de junio del 2013, aproximadamente a las 4:00 de la madrugada, en la bocatoma de Juanjui, ubicado al oeste de esta ciudad capital, varios agricultores que se dirigían a sus parcelas agrícolas en Chambira, Maray, Agua Azul y Cunchuhuillo, escucharon conversaciones y observaron descansando en esa zona a un numeroso grupo de personas. Ellos refieren que el grupo estaba constituido por unos cien (100) hombres que contaban -por el ruido que hacían al rastrillarlos- con armamentos. Es posible que por la oscuridad haya sobredimensionado el número de hombres del grupo armado.
En segundo lugar, los pobladores señalaron que el grupo armado descanso en la zona por un espacio de 15 a 20 minutos. Luego continuaron su camino siguiendo la trocha que conduce a la zona de Cunchuhuillo, a las alturas del centro poblado de Juanjuicillo. En el trayecto a Cunchuhuillo, según información recopilada por otros periodistas, entre las 5:00 am y 5.30 am, la columna fue vista por otros pobladores. En plena aurora observaron que era un grupo numeroso de hombres de porte militar que calzaban botas, vestían pantalón y polo de color negro. No solo eso. Algunos tenían en la cabeza gorros y otros chullos de procedencia serrana y portaban armamento de uso militar, con cacerina. Y, a los que los observaron, les decían: “no han visto nada y no digan nada”.
Este grupo armado sigue varias rutas. Según antiguos moradores, la ruta de este grupo armado sería desde Bellavista, pasando por el alto Huallaga y Alto Sacanche en la provincia del Huallaga, con su capital Saposoa. Luego continúan su trayectoria por las zonas de Sacanche, Selahuanqui, Cunchuhuillo y cruzando el cerro de Juanjui hasta la zona de San Juan del Caño. De este lugar se divide en dos tramos. El primero se va para la zona de Bagazán – Alto Pachicilla hasta llegar a las comunidades de Nuevo Chimbote, Dos de Mayo y Gran Pajaten e internarse a la zona de parque del río Abiseo.
El segundo tramo va desde la zona de San Juan del Caño hacia San Ramón, Alto el Sol, Atahualpa en Pachiza cruzan el rio Huayabamba y pasan por la zona de la antena por Huicungo, y se concentran por el medio de entre las comunidades de Miraflores y Shepte, y posteriormente pasan por la zona del Cedral, Ocón hasta llegar, en cuestión de cinco horas, a la zona del valle y Sión, en el distrito de  Campanilla frontera con Tocache. En conclusión, se mueven por zonas de las provincias de Huallaga y Mariscal Cáceres. No llegan a Tocache.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

34,488FansMe gusta
251SeguidoresSeguir
1,851SeguidoresSeguir

Últimos artículos