23 C
Tarapoto
viernes, diciembre 9, 2022

Maestros, una vez más en huelga indefinida

sinutopias

El presente año finaliza con una situación relativamente positiva para los intereses de los docentes, toda vez que el casi eterno exministro de Educación, Jaime Saavedra, dejó el cargo contra su voluntad, es decir, quería seguir en el puesto, pues no daba ningún indicio para renunciar a una institución que le era muy apetitosa, disfrutando el cargo desde el gobierno de García, pasando por Humala, y de no haberse dado la censura, se hubiera mantenido cinco años más, pues tenía todo el terreno a su favor, y sobre todo tenía la venía del presidente Pedro Pablo Kuczynski, incluso llegando éste a defenderlo personalmente, despotricando con esta actitud, los sagrados intereses de la educación.

Con esto el jefe de Estado nos ratificó que no tiene nada a favor de la educación, ya lo demostró cuando era funcionario público de alto rango en varios gobiernos, que desde sus varios cargos que tenía, sobre todo desde la cartera de Economía, miraba a la educación (a los docentes sobre todo de la Educación Básica Regular), con reojos de antipatía, porque ningún ministro de Economía en el Perú ha demostrado su respaldo a los maestros.

Si tanto se habló de la meritocracia en el magisterio, ya lo tenemos, inicialmente con la Carrera Pública Magisterial, ratificado luego con la Reforma Magisterial de Humala. Se pusieron las bases de la meritocracia, pero está totalmente ausente de toda base salarial justa y digna.

¿Cómo un docente, ganando como gana tan miserablemente, puede seguir preparándose mucho más? y que la mayoría de ellos están en la primera escala magisterial, algunos en la segunda, pocos en la tercera y muy pocos en las demás escalas superiores.

La estructura de una casa responde y parece de lo mejor, no cuando está totalmente refinada del piso hacia arriba, sino desde la profundidad de la tierra hacia el piso, es decir, cuando está construida para soportar pruebas telúricas de todo tipo.

Algo parecido es nuestra educación en el Perú, bonitas leyes de la Reforma Magisterial con bonitos artículos que demandan por ejemplo cuarenta dominios de aprendizaje y una centena de competencias y capacidades que debe no solo conocer el docente, sino sobre todo practicarlo.

Interesante todo esto, se exige bien, con miras a ser una de las mejores de la educación al 2021. ¿Pero qué está dando el Estado en materia económica para que el docente no se vea inmerso en mil y tantas otras actividades una vez que termine su horario pedagógico en las aulas? Se ve obligado a trabajar en otras actividades más, porque el salario que recibe como profesor en las aulas, no solamente no le alcanzará como sustento familiar, y peor para seguir pagando estudios de maestría y doctorado por ejemplo.

Entonces seamos todos equitativos, el gobierno, velando, porque haya no solo mejores artículos en las leyes de la Reforma Magisterial, sino sobre todo, que haya responsabilidad y contenido logístico y económico a favor de los maestros. El lenguaje del Estado y de las autoridades, debe ser: “te exijo, pero al mismo tiempo, te doy lo básico, para que tú empieces a volar”.

Lo que vivimos hoy, sucede lo contrario, te exigen a más no poder, de mil maneras. Pero poco, o nada interesante viene desde el Ministerio de Educación en materia económica.

Los organismos descentralizados, como son los gobiernos regionales, en este caso que nos compete a nosotros los sanmartinenses, nada correcto y sobre todo nada grato viene quedando el gobernador regional, el Dr. Víctor Noriega, no solo porque no viene cumpliendo su palabra, que dijo que él desde el gobierno regional será el primer interesado en solucionar la demanda de los maestros en cuanto a la bonificación por preparación de clases.

Los acuerdos que firmó con los maestros en huelga indefinida en el mes de octubre, nada de esto se vienen cumpliendo. Los maestros no son idiotas, señor Noriega, no son ilusos, tampoco caídos del palto, para ser mecidos permanentemente.

Es tiempo ya que lo diga, señor Víctor Noriega, si se halla capaz de solucionar la demanda y deuda social de los maestros o no. Ciertamente el Gobierno Regional tiene una deuda social con todo el sector público.

La diferencia está, siendo el magisterio parte del sector público, ningún gobierno regional, peor la administración de César Villanueva. Nadie priorizó el problema magisterial. Luego llegó usted, señor Víctor Noriega a presidir el gobierno regional, y llegó precisamente con los votos de los maestros, quienes creyeron en su palabra, que dijo, si es posible sin ningún trámite de parte de los docentes, la deuda social que les deben a los maestros, usted los pondrá fin.

Demuestre señor gobernador, que tiene altura de estadista para solucionar la deuda social de los maestros, de no ser así, esta vez los maestros con más fuerza y decisión, ya adelantó su secretaria general, estarán emprendiendo una huelga indefinida en el mes de marzo del 2017.

Esto no es ninguna amenaza de parte de los maestros, medidas como estas, en democracia, son las únicas armas, ante la inoperancia y burla de los gobernantes.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,696FansMe gusta
57SeguidoresSeguir
1,853SeguidoresSeguir

Últimos artículos