23.8 C
Tarapoto
martes, marzo 5, 2024

El Discipulado en la Era del Saber

VOCES DE LA CULTURA 

Por Christian Marquina Alván

Columnista

Este 22 de junio se celebra a nivel mundial el día del Sat Chellah (título en tibetano del Quinto Grado de Iniciación Mayor; en español: “Discípulo Sagrado”) grado en que los Iniciados pasan a formar parte de la Suprema Asamblea de Sabios (en sánscrito: ‘Agartha Shanga’, definida también por el Maestre Sun Wu Kung como ‘la corriente espiritual de las consciencias liberadas’) que desde los albores de la civilización ha orientado al mundo hacia una mayor sabiduría en sus decisiones, alejándolo de la ignorancia, la destrucción, el mal y la incomprensión.

Para comprender mejor este tema tan sutil es necesario primero comprender qué significa verdaderamente aquella palabra tan incomprendida y difamada: la INICIACIÓN.

A este respecto aclara el Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière (en su calidad de Regente de la Gran Tradición Iniciática para esta era del Saber): “La Iniciación es la tradición metódica que preserva la VERDAD, los principios del conocimiento”  “Es la Tradición organizada y conservadora de las Ciencias Secretas (Ciencias Síntesis). No es una doctrina sino el estudio de todas ellas.”. Asimismo agrega el Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares, Rector de los Colegios de Iniciación Mayor: “Debemos entender el término ‘Iniciático’ como el de Iniciación a la Alta Sabiduría de los Grandes Maestros de la antigüedad y del presente, para el crecimiento integral y ético del hombre con el objetivo de despertar la comprensión a través del SABER”.

Y continúan: “La Iniciación no es una ceremonia, un estudio más o menos complicado, sino que se trata de un estado de realización que debe adquirirse.” La Iniciación, con “I” mayúscula, es una experiencia que hay que vivir, un Saber que hay que adquirir, una Verdad que hay que realizar. Iniciación corresponde a algo a tal punto sublime y grandioso que la definición misma no puede analizarse gramaticalmente sino que debe vivirse”

Con respecto a la indispensable necesidad de seguir un Discipulado para todo aquel que aspire a caminar por el Sendero del Saber hacia el descubrimiento del hombre Trascendental estos Maestres aclaran que:

“La iniciación NO ES POSIBLE POR ESCRITO ÚNICAMENTE Y SIN DIRECTIVAS DE OTRO SER HUMANO diferente solamente por su espíritu más evolucionado”, logrado a través del TRABAJO.

“Después de estas largas observaciones, después de haber hecho la Tesis y la Antítesis, viene esta síntesis que es el puente entre los métodos analíticos y los sistemas intuitivos, para que finalmente deba producirse la Matesis, esto es, la Maestría completa del Conocimiento ofrecida precisamente por el Gurú, que es el Maestro, el Guía espiritual que transmitirá la palabra última a su discípulo.”

“La Gran Tradición Iniciática Mayor perpetúa a través de las edades su Enseñanza Sagrada, pero naturalmente son los privilegiados los que reciben el Néctar. Sin embargo la reapertura de las puertas de los Colegios de Iniciación de la Fundación Orden del Aquarius y de la Magna Fraternitas Universalis, como es cíclica desde la antigüedad, va a permitir, sin duda alguna, un impulso en el descubrimiento del hombre trascendental.”

«Si algunas otras organizaciones pueden ofrecer un trabajo iniciático más rápido, es porque se trata en realidad de un falso esoterismo y de un pseudo-iniciación sin valor. El discipulado es la base de la transmisión iniciática, la conservación de la Gran Tradición y la Nueva Forma que ella toma en cada era.”

“Eterno, múltiple en sus líneas y UNO en su esencia de consagración al Gurú (Maestro de Sabiduría), el alto discipulado que describen todos los Libros Sagrados (Evangelios, Biblia, Bhagavad Gita, etc.) nunca está sepultado por las inútiles pisadas de los ‘independientes’ que en nombre de su propio criterio se erigen en ciegos que quieren ‘orientar’ a otros ciegos, lo cual no reza para los verdaderos Discípulos.”

“El 15 de diciembre de 1958 el Maestre inauguraba el Discipulado Modelo del Saber de la Nueva Era en carta que dirigió exclusivamente al Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares, en medio de 600 cartas que le envió durante 7 años (1956-1962). El Discipulado Modelo es el discipulado que realiza el nivel consciencial y existencial del hombre a través del SABER (Jñana). El Discipulado Modelo que con el Maestre damos para la Nueva Era, es propio de una Era de Investigaciones verdaderas como ninguna otra existe, la Edad de Oro anunciada. Es un Discipulado Universal, no excluyente sino incluyente de todos los Senderos y las direcciones del pensamiento y que permite una espiritualidad cultural, científica y de relación con el mundo.

Es un discipulado vívido y pertinente al quehacer diario y su contenido de avanzada y pensamiento revolucionario para nuestra época tiene  mucho que enseñarnos para el desenvolvimiento actual y futuro de nuestras vidas y contienen numerosos mensajes trascendentales que son válidos para la vida contemporánea y del resto de la Era y su lectura, estudio, investigación y vivencia son muy edificantes.

Ahora (desde el 22 de noviembre 1992) la guía, dirección y orientación mundial de este Discipulado Modelo y de las Cinco Fundaciones y demás organismos creados por el Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares, queda en las sabia conducción de sus más preclaros y avanzados discípulos los ilustres Maestros Sat Chellahs Contadora María Nilda Cerf Arbulú (Peru) y el Licenciado en Matemáticas José Miguel Esborronda Andrade (España).

 

Artículos relacionados

Mantente Conectado

34,493FansMe gusta
249SeguidoresSeguir
1,851SeguidoresSeguir

Últimos artículos