30.8 C
Tarapoto
sábado, noviembre 26, 2022

Ideología de la ineptitud

detintaypapel

Tanta es la ideología materialista de la humanidad, que los humanos tienen visión tuerta del mañana o simplemente carecen de visión y actúan sodomizados por la pasión materialista de hoy. ¿El ser humano ha llegado a su máxima civilización o se encuentra en franca involución? Los actos humanos demuestran a las claras la ausencia de la esencia de la vida de ser viviente.

He aquí algunos de ellos: Ante tantos expertos ambientalistas, aun no se ha determinado, y no existe decisión política definida de la población humana que debe poblar la tierra, tomando en cuenta, las áreas habitables servidas por la naturaleza. La superficie de la tierra no va aumentar, los recursos naturales tampoco, por tanto, tiene que existir un techo del número de habitantes. Aplíquese la ley del equilibrio de poblaciones. ¿Cuál es el aforo de la tierra? Aforo es cabida en un espacio. El sistema de defensa civil incide bastante en el aforo de los ambientes. Los letreros están a la vista, en una sala, hay uno que dice aforo, tantas personas. En un ascensor, aforo tantas personas. Cuando la población supera el número del aforo, ya hay riesgo. En un ambiente viven tantas ratas con tanto de alimento de manera normal; pero, si se modifican ambos números, es decir, se aumenta el número de animales o se disminuye la cantidad de alimento, entonces se producen los conflictos, y éstos son más agudos cuando los estómagos son más exigentes. Ocurre con las familias. Cuando un macho ingresa al territorio de una familia, se produce el inminente enfrentamiento entre machos para determinar el que seguirá extendiendo su descendencia genética.

El visionario tuerto ser humano ufanado de su materialismo, no solo no percibe el hambre de su género humano, porque “alrededor de 795 millones de personas en el mundo no tienen suficientes alimentos para llevar una vida saludable y activa. Eso es casi uno de cada nueve personas en la tierra”.

Lamentablemente, “la gran mayoría de personas que padecen hambre en el mundo viven en países en desarrollo, donde el 12.9% de la población presenta desnutrición”. En Asia dos tercios del total padecen hambre”. “En África una persona de cada cuatro presenta desnutrición”. Así “la nutrición deficiente es la causa de casi la mitad (45%) de las muertes en niños menores de cinco – 3,1 millones de niños cada año”. “Si las mujeres agricultoras tuvieran el mismo acceso que los hombres a los recursos, el número de personas con hambre del mundo podría reducirse hasta en 150 millones”. Por otro lado, “casi dos tercios de los 781 millones de adultos iletrados son mujeres. La educación de escasa calidad está dejando un legado de analfabetismo más grave de lo que se pensaba: uno de cada cuatro jóvenes, es decir, 175 millones de adolescentes, es incapaz de leer una frase sencilla” Google.

El desenfreno actual en que vive la sociedad, como una guerra anunciada, al parecer se sustenta en la invasión ideológica de la maldad. ¿Por qué no se encuentra el mecanismo para que ningún ser humano sufra hambre? ¿Por qué algunos acumulan tanto dinero, mientras que otros no tienen ni un pan para alimentarse? ¿Por qué no se toma de una vez la decisión para que ningún ser humano deje el analfabetismo? ¿Por qué se facilita la des proporcionalidad de oportunidades educativas? ¿Por qué los canibalismos educativo y alimenticio? Ahora, sale a la luz las corrupciones de los máximos funcionarios del Estado; es decir, se pinta en cuerpo entero la ideología de la ineptitud del dios dinero, de la maldad, de la bestia carroñera. Y, para completar la cereza de la torta, ésta ideología de la ineptitud de la maldad, pretende extender su maleficio diabólico, engañando a los niños del pueblo, que no solamente existen los géneros naturales de la humanidad, sino otros creados por su triste imaginación satánica. “Y creó Dios a los seres humanos a su imagen; a imagen de Dios los creó; varón y mujer los creó” Génesis 1, 27. Yendo al nacimiento de Jesús: “José, hijo de David, no temas aceptar a María como tu esposa, pues el hijo que espera viene del Espíritu Santo” Mateo 1,20. Por otro lado está escrito: “No temas, María, pues Dios te ha concedido su favor. Concebirás y darás a luz un hijo, al que pondrás por nombre Jesús” Lucas 1, 30-31. De quién nace Jesús, de la Virgen María, una mujer buena. Está escrito y ordenado: “Y los bendijo Dios diciéndoles: “Crezcan y multiplíquense; llenen la tierra y sométanla” Génesis 1, 28.

Claro, la ignorancia es atrevida, todos adolecemos de alguna ignorancia, es verdad, pero atreverse a sodomizar la sociedad es el colmo de la ideología de la ineptitud humana.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,697FansMe gusta
53SeguidoresSeguir
1,856SeguidoresSeguir

Últimos artículos