25.8 C
Tarapoto
domingo, noviembre 27, 2022

Irreverentes prosas de este mundo mundano

sinutopias

I
JUSTICIA, PREGUNTARÁS, ¿QUÉ ES JUSTICIA?, es una palabra solamente; es la mejor palabra, tantas veces utilizada, tantas veces proclamada. El abogado siembra expectativas a su cliente, que ganará el juicio que con justicia viene buscando. El fiscal, tiene los datos sumarios de un criminal, ladrón y corrupto, le pone paños fríos, como quien lavándose las manos como el traidor Poncio Pilato. El juez, tiene ya a mejor resguardo y cuidado al delincuente. Es nada más cuestión de tiempo, para determinar su veredicto y decisión a favor del corrupto y criminal.

II
JUSTICIA, PREGUNTARÁS, ¿QUÉ ES JUSTICIA?, el médico, cuando recibe a un enfermo, le mira, le toca y piensa: “voy a seguir solamente el protocolo de mi rutina, este a la vez ya es un cadáver, mi esperanza económica no está aquí”. Cuando recibe a otro enfermo, le mira, le toca y piensa: “este si, por más que parezca cadáver, hay que prolongarle la vida, mi esperanza económica está aquí”.

III
JUSTICIA, PREGUNTARÁS, ¿QUÉ ES JUSTICIA?, el policía sabe que tiene que mantener la calma, la ecuanimidad y el equilibrio emocional. “Ya pues jefecito, un manguito nomás y al tacho esa papeleta”. El policía, le mira, le toca y hace un gesto: “estas huevón tú, dos manguitos y punto”. Las manos del policía hace ratos que fueron manchadas, no solo cuando cedió a la coima del mal conductor, sino cuando en su propia mente empezó a tramar la duplicación de la coima, convirtiéndose también en una referencia de autoridad negativa.

IV
JUSTICIA, PREGUNTARÁS, ¿QUÉ ES JUSTICIA? El político sabe, que si no es un mal intencionado astuto… se apasiona ser esto antes de ser un honesto bruto. Los gobiernos tienen mil entretelones de atraco y seducción no a una faldita de piernas libres. Entonces el político que no es bruto: “ah, esta me llegará solita, ya conquisté el poder de Estado, ahora me falta conquistar el poder económico. Consorcios como los Odebrechts grandes y pequeños, hacen las reparticiones económicas a los más grandes tiburones y las obras empiezan a desarrollarse; políticos de poca data ponen las primeras piedras, y políticos más cuajados, pero nada santos, empiezan a cavar con grande maquinarias profundos y tenebrosos hoyos. ¡Para la primera piedra¡ No seas tonto, para enterrar millones y millones de dólares en sus cuentas, ¿De ellos? No seas tonto, para sus familiares y testaferros.

V
JUSTICIA, PREGUNTARÁS, ¿QUÉ ES JUSTICIA? Funcionarios, dicen que les encanta la vocación de servicio a la comunidad. Entonces no reciban millonarios sueldos y no busquen ser elegidos a través de los partidos políticos, y no se arrastren para ser nombrados en cargos públicos. Peor si caen en lo canallístico y camaleónico, es decir, renuncian a un partido político para alistarse en otro. Con el respeto que se merece una prostituta, creo que ella tiene mayor dignidad, que aquel recalcitrado y político vendido. ¡Principios! Te preguntarás, ¿Dónde quedan los principios? Un político, por naturaleza no tiene principios, pues si lo tuvieran, no estarían periódicamente en permanente afán para ser elegidos.

VI
JUSTICA, PREGUNTARÁS, ¿QUÉ ES JUSTICIA? Pastores y sacerdotes de la iglesia católica, antes de la segunda venida de Cristo, serán los primeros en ser excomulgados y castigados que un pobre mendigo que nunca pisó ni el umbral de una iglesia. ¿Por qué te preguntarás? Por una reciente complicidad del sodalicio, y que los jueces que mandaron al tacho de basura una terrible prostitución en una supuesta santa institución, Cristo les dará mil puntapiés hasta arrojarles al infierno a cada uno de los sádicos indignos.

VII
JUSTICIA, PREGUNTARÁS, ¿QUÉ ES JUSTICIA? Un docente que aprovechándose del poder académico que tiene y ante la insuficiencia académica de una alumna, ofrécele cambalache sexual. En este mismo contexto, un alumno, también con insuficiencia académica, le ofrece dinero al docente para estar libre de su insuficiencia. En ambos casos, a parte de la mediocridad de ambos alumnos, ese docente sale perdiendo: su imagen, su prestigio y a veces, hasta la libertad, que es lo más preciado del ser humano.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,697FansMe gusta
53SeguidoresSeguir
1,856SeguidoresSeguir

Últimos artículos