28.8 C
Tarapoto
domingo, noviembre 27, 2022

Política alimenticia

detintaypapel

¿Quién se preocupa de nuestra alimentación? Los padres de familia no están preparados para ser padres y menos para alimentar adecuadamente a sus hijos. Si alguien llena de conciencia, por convicción, desea mantenerse saludable en base a su alimentación, debe acudir a un especialista de endocrinología, en nutrición humana, u otra nominación, para que se le encargue realizar una buena alimentación. Por ejemplo: Comer cinco veces al día y no tres. Desayuno a las 7 am, media mañana a las 9 am, almuerzo a la 1 pm, merienda a las 4 pm y cena a las 7 pm.

Cada una de éstas comidas debe ser en poca cantidad y variada. Por ejemplo:

Desayuno: 1 taza de leche roja con 1 pan blanco o integral o dos tostadas, con palta, aceitunas, maní. O también, 1 taza de avena con leche roja. En este caso ya no se consume pan, con una pieza de fruta. También puede ser un vaso de yogurt con frutas.

Media mañana: 1 pieza de fruta, o una taza de leche roja o 1 vaso de yogurt, o gelatina, o mazamorra.

Almuerzo: Escoger solo una harina: Arroz, para, camote, yuca, frijol, plátano…; más, una porción de pollo, pescado, pavo… Una porción de verdura. Luego una porción de fruta y agua.

Merienda: Una pieza de fruta o una taza de leche roja, o un vaso de yogurt.

Cena: 1 pieza de pollo o de pescado a la plancha. También puede ser 1 caldo de pescado. O una porción de ensalada. O un vaso de yogurt o una taza de leche. Evitar las harinas como galletas, panes, chapos, plátanos.

A esta alimentación diaria, se agrega necesariamente, cuanto menos, treinta minutos de caminata o de ejercicios físicos. También, la ingesta necesaria de 8 a diez vasos de agua diariamente.

La política alimenticia es el conjunto de estrategias y actividades dispuestas desde el más alto nivel del Gobierno, para que la población tome conciencia y se alimente de manera adecuada. Las personas debemos saber conocimientos mínimos de nuestra alimentación, como por ejemplo que el cuerpo humano necesita la ingesta de carbohidratos (Plátano, yuca, papa, arroz, camote…) para que nos den energías, con las que nos movemos. Pero no muchos carbohidratos, solo los que el cuerpo necesita. Una persona que hace bastante ejercicio necesita comer mayor cantidad. Por ejemplo, un agricultor come bastante arroz y frijol, duplicando carbohidratos al mismo tiempo, incluso le agrega plátano y chapo, en cambio, va a realizar el trabajo de campo donde suda en abundancia.

La cantidad de energía ingerida es quemada con la actividad. ¿Qué ocurre si otra persona que está sentada todo el día y come los mismos alimentos y las mismas cantidades?, al no quemarlas, simplemente esa abundante energía no quemada se convierte en grasa y la persona se engorda.

Junto al carbohidrato, el alimento debe contener proteínas (Carnes de rojas y blancas, huevos, soya), son los que refuerzan los músculos, huesos, las células. Asimismo, el alimento debe contener ensalada y fruta; porque son fuentes de vitaminas y minerales, que son necesarias para la vida de las células del cuerpo.

Con la implementación de una política alimenticia, cada persona debe formar parte de una red, supervisada por especialistas. Al final, toda persona debe comer lo que su cuerpo necesita, no porque nadie le dice nada, sino por plena conciencia de su salud.

Logrado el objetivo de la conciencia alimenticia de los pobladores, entonces, la otra etapa será la provisión de los alimentos. Aquí habrá otra red de producción de alimentos sanos, con el mínimo o nulo uso de pesticidas químicos, en las cantidades necesarias para satisfacer el mercado nacional, a precios reales.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,697FansMe gusta
53SeguidoresSeguir
1,856SeguidoresSeguir

Últimos artículos