28.8 C
Tarapoto
domingo, febrero 5, 2023

Exoneraciones y discriminaciones

Es una pena extrema que las instituciones tutelares del Estado acuerden exonerar el pago de tributos de manera selectiva. Quizá sería hasta entendible que se exonere a las personas que venden jugos, frutas, emolientes en carretillas, por tratarse de connacionales que a la luz de la realidad no tienen otra fuente de ingreso familiar. O en todo caso, a personas connacionales en estado de indigencia. Pero, exonerar el pago de impuestos a empresas transnacionales ya es otro tema, más aún si son extranjeras. Es decir, a los nacionales hay que exprimirles para darles ese jugo a los extranjeros. Es que legisladores y ejecutivos tienen significativas vacuolas cerebrales o de nuevo la democracia da otro traspiés, al elegir como autoridades a personas que ni siquiera tienen estudios primarios, a personas metidas hasta la corbata en temas de lavado de dinero del narcotráfico, a personas que por muchos años están ocupando esos cargos y no han producido nada a favor del país, menos de la región. ¿Hasta cuándo seguirá ésta mermelada de incompetentes disponiendo los destinos del país de manera equivocada e interesada? Mucha gente dice que tenemos un gobierno lobista, que sabe negociar; pero, una cosa es hacer negocios empresariales personales y otra es negociar los recursos del país. ¿Qué clase de negocio es que el gas cueste más en el país productor y menos en el país comprador? Es decir, compra cara y vende barata. ¿Ese es un buen negocio a favor del país productor? ¿Qué clase de negocio es que el país productor invierte mucho dinero en inmensas infraestructuras que sirven para vender gas a otros países a precios muy cómodos? Realmente actitudes irracionales, que contravienen toda lógica y atentatoria a las familias productoras.

Las leyes son para todos. Si existe la política nacional de evitar exoneraciones tributarias, entonces, esa es la línea que todos debemos seguir. ¿Qué culpan tienen los habitantes de un país para pagar incompetencias de las empresas? No se trata tanto de incompetencias, porque éstas empresas desde hace mucho tiempo se están comportando haciendo al Estado de perro muerto, no pagando sus impuesto, de tal maneta, que ahora ya tienen montos significativos de deuda con el Estado por impuestos no pagados en su debida oportunidad. ¿Dónde está el letrero grande que dice cerrado por no pagar sus impuestos? Claro, quizá porque supuestamente son empresas grandes y son extranjeras, hay que tenerle consideraciones, hay que tratarles con mano de seda. Pero, ¿por qué a las grandes empresas se las trata con mano de pluma y a las pequeñas se las trata con comba?, con inmensos letreros, para que todo el mundo vea que es una empresa morosa. ¿Acaso solo las empresas pequeñas y nacionales son morosas? Y las empresas grandes, aunque sean peor incompetentes y súper morosas, no, no hay que hacerles nada, porque si no se van.

Si tanto creemos que todo lo que viene de afuera es mejor, ¿por qué entonces tenemos empresas de afuera totalmente incompetentes y morosas? ¿Qué está pasando? ¿Así seguimos cantando traicioneramente el himno patrio? ¿Dónde está que primero es lo nuestro? Nada. Entonces, está demostrado a todas luces, que lo nuestro está mejor, dejando años luz a los de afuera. Hay necesidad de sembrar con firmeza, desde las escuelas, que en todos los campos somos mejores y no hay necesidad de importar nada, peor candidatos de colores extraños, blanquiñosos ni amarillos, sino los que auténticamente representan la originalidad del país, porque son los que llevan dentro el amor a la tierra que les vio nacer.

Este comportamiento desencajado de autoridades que exoneran a extranjeros y dan con palo a los paisanos, como evidentes muestras de discriminación exagerada, es tan notorio que la historia sabrá juzgar a los protagonistas. Si observamos de manera panorámica, todas estas actitudes, están orientadas a la parte económica, al dinero llegado bajo la mesa, con jugosos sobornos. Es decir al dinero se le pone en el centro de todos éstos actos, sin importar los sagrados intereses del pueblo. El dinero mal habido se convierte en el dios que todo el pueblo debe estar alrededor. ¿Dónde están los intereses del pueblo? ¿Dónde está el pueblo en sí? El pueblo está formado por personas, creadas a semejanza de Dios, entonces, el único Dios debe estar al centro de los comportamientos de las autoridades, para que funcione la sociedad de manera equilibrada, justa, con el uso racional de sus recursos. La persona gobernada debe recibir las prioridades y así están hechas las leyes en este Estado de derecho, lamentablemente, quienes gobiernan han tergiversado suplantado al hombre por el dinero mal habido.

Entonces, en el acto se debe reconsiderar estos malos comportamientos de las autoridades nacionales, aboliendo por siempre las exoneraciones y las discriminaciones, para lograr un país encaminado a la vida pacífica y armónica.

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,855FansMe gusta
77SeguidoresSeguir
1,852SeguidoresSeguir

Últimos artículos