20.4 C
Tarapoto
lunes, julio 15, 2024
spot_img

El problema eres tú señora Dina y ustedes señores del legislativo

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos debe estar del lado no de los que abusan del poder, sino del lado de los ciudadanos que protestan por el abuso de este mal uso del poder.  

“Nos están matando, nos están silenciando”, es la reacción impotente de una mujer que es hermana de Marco Antonio, de 22 años, puneño, a poco tiempo por graduarse como médico y uno de las 47 víctimas de Dina Boluarte, la primera mujer que llegó ilegalmente al poder, pero también la primera cómplice de este desborde de en sangramiento únicamente por aferrarse al poder.  

Entiendan señores del Congreso, ya fracasaron como políticos, como fracasados están todos los que llegaron a este vanidoso Congreso que le convirtieron en el medio y el fin supremo para entornillarse en el poder y convertirse en ricos petulantes en medio de tanta pobreza.  

Esa gente pobre de Puno, de Juliaca y de toda la Macro Región Sur y todos los que tenemos algo de conciencia debemos de luchar contra toda mafia del poder. Menciono en el escenario de la coyuntura política las siguientes exigencias inmediatas:  

Deja el cargo de jefe de Estado señora Boluarte, lo que nunca deberías haber asumido; que se convoque en el plazo inmediato a nuevas elecciones, consultándole al mismo tiempo al pueblo si quiere o no una asamblea constituyente para que se redacte una nueva Constitución; preguntarle una vez más al pueblo si quiere o no, que se implante una vez más en el país el sistema de bicameralidad; consultándole si quiere o no, la reelección.  

Pongo la mano al fuego por la afirmación rotunda que el pueblo respondiera que se ponga a un costado Dina Boluarte y que el país rechazaría rotundamente la bicameralidad y la relección y que este Congreso se vaya lo más pronto posible.  

HASTIADOS CON 130 CONGRESISTAS QUE LUCRAN EN MEDIO DE LA POBREZA  

Si tan hastiados estamos toda la población con los 130 congresistas, que a la edad que tengo, nunca fui testigo de una sola ley a favor de la mayoría del país, si algún proyecto de ley trabajaron, fueron no a iniciativa de ellos, sino por la presión de las masas, de los sindicatos, de los ciudadanos; nunca hacen las leyes a favor del pueblo de manera espontánea.  

Pero son tan espontáneos para velar por sus intereses y querer vivir del Congreso como lo vivieron esa estirpe del apra y de Acción Popular que algunos estaban más de 20 años en el Congreso viviendo con jugosos sueldos en medio de tanta miseria sin hacer nada productivo y sin crear ninguna facultad legislativa a favor del pueblo.  

Querer aumentar 60 vividores más del Estado con el nombre de senadores, por favor, es una cachetada a la pobreza. Si ya millones de soles el Estado despilfarra al año en sueldo para el pago a estos señores que no hacen nada productivo por la sociedad, a parte de otros jugosos lujos económicos que reciben.  

60 más, sería el derroche más grande de la caja fiscal; si precisamente porque no funcionó, el dictador y corrupto Fujimori, lo cerró un 5 de abril de 1992. ¿Para qué? No sirvió en absoluto para nada.  

Si Fujimori llamó inservible aquel nefasto poder legislativo que disolvió aquel entonces, él con su nueva Mayoría y Cambio 90 a través del Congreso Constituyente Democrático (CCD), no solo le ratificó en inservible, sino fue el nido de las grandes mafias del poder económico y político que empezaron a enriquecerse y hacer más ricos a los que más tienen.  

 Este nefasto resultado en la coyuntura política lo vivimos producto de la responsabilidad del fujimorismo que se enraizó en los poderes de Estado, sobre todo en los poderes judiciales y este actual Congreso es controlado precisamente por esta mafia que buscan de mil maneras quedarse más tiempo en el Congreso para amoldar leyes a su propia conveniencia y seguir lucrándose de los resultados del poder legislativo; no solo buscan quedarse en el poder, sino están siempre blindando a congresistas acusados con una serie de faltas y supuestos delitos, ahí está el reciente blindaje  a un congresista acusado de violación sexual.  

Aparte que no legislan a favor del pueblo, son fervientes defensores de la impunidad entre ellos: “hoy por ti y mañana por mí”, seguramente esto se desean entre ellos.  

¡Una nueva Constitución ya! Que se ventile esto, la impunidad, que se ponga fin a los sueldos vitalicios y que el ciudadano no sea teóricamente el fin supremo de la sociedad como declara hipócritamente la actual Constitución, sino que se demuestre en la práctica no a través de las balas y las amenazas como lo viene haciendo este nefasto gobierno de Dina manipulado por la derecha y la ultraderecha.  

Artículos relacionados

Mantente conectado

34,575FansMe gusta
324SeguidoresSeguir
1,851SeguidoresSeguir

ÚLTIMOS ARTÍCULOS