28.8 C
Tarapoto
domingo, junio 16, 2024
spot_img

El VIH en San Martín, una realidad invisible

Al mes fallecen 5 personas en promedio, es una cifra muy preocupante.

Como padres tenemos que garantizar que esta nueva etapa de su vida del adolescente se desarrolle con responsabilidad.

Entrevista: Beto Cabrera Marina

Sobre el VIH en San Martín, en a la entrevista la médico en infectología Nidia Ubelina Calderón Romero, nos revela una preocupante realidad: la infección está creciendo, especialmente entre adolescentes y jóvenes. Este aumento se vincula con varios factores como, el inicio temprano de la actividad sexual y la falta de diagnóstico precoz debido a la naturaleza asintomática del VIH en sus primeras etapas, basta que el padre o la madre sepa que su hijo o hija ha iniciado su vida sexual tiene que ir el padre o la madre, al centro de despistaje.

Cuál es el panorama que tiene usted como especialista sobre el VIH en San Martín, ¿existe un tabú?

Por supuesto, existe un tabú, considero que en San Martín este tema no es valorado en su real importancia, se limita a números, a casos, no se ve el problema del fondo, es una enfermedad silenciosa, que poco a poco va avanzando, después de cuatro a 10 años recién tenemos un estadio de real del sida, el tema es complejo no se puede trabajar sólo con cifras en pacientes que son asintomáticos, muchos que no conocen su diagnóstico.

¿Substancialmente se da en jóvenes?

Y en mayor razón por los adolescentes. Los adolescentes inician su actividad sexual a entre los 9 a 12 años y en el transcurso pueden adquirir la enfermedad, pero para que se manifieste esto va a ser probablemente después de 4 a 10 años, pero cuando lo adquirieron fue en la adolescencia, ¿en qué estamos trabajando?, ¿cuántos adolescentes tienen VIH? No, la pregunta es ¿cuántos adolescentes estamos potenciando la posibilidad de qué adquieran VIH al no darle la relevancia a esta condición de adolescencia para la vulnerabilidad?

¿Esa debilidad retratada en el entorno familiar, social y cultural?

Es un tema multi causal, por una parte tenemos la cultura, la sociedad, las políticas públicas, a qué se le da más importancia, la parte médica como enfermedad, la parte familiar, no solamente cuando nos enfrentamos a una persona con VIH, no sólo es una persona, es toda una familia que tiene que afrontar esta situación, es el colegio, las amistades, una escuela que va a recibir un adolescente con VIH en su colegio, es toda una situación de espanto, de ignorancia, porque actualmente la enfermedad con tratamiento no transmiten la enfermedad, una persona tratada apropiada y adecuadamente, no transmite la enfermedad, su pronóstico de vida llega hasta 75 años, trabaja, puede hacer lo que quiera, pero eso sí, con un régimen de vida ordenado, tomar sus pastillas todos los días, imagínese a un joven de 15 años tomando todos los días una pastilla, no puede tomar licor, tiene que hacer ejercicios, tiene que tener calidad de vida es la obligación.

¿Tenemos el tratamiento de las retrovirales en San Martín?

Por supuesto, tenemos un tratamiento increíble, porque antes un paciente tenía que tomar cinco o seis pastillas al día, ahora, con una pastilla, es una dosis fija combinada que tiene una potencia, en un mes o dos meses toda esa carga viral que está indetectable, que significa que no transmite la enfermedad, en tres, seis meses esas defensas van a aumentar y su cuerpo se va a adecuar, va a poder alcanzar probablemente en un año la inmunidad que podía haber tenido cuando no tenía VIH.

Regresando a las frías estadísticas, en San Martín, en los jóvenes y adolescentes existe un crecimiento.

Existe un crecimiento, pero, detectar la infección por VIH es una persona de 12, 13, 14 años es difícil, porque comenzando que, si adquirió la enfermedad, no va a presentar síntomas, y otro tema es que ¿cuándo va a acudir al establecimiento a hacerse sus análisis? Aquí es la responsabilidad del padre de familia con el muchacho o de la chica, acudir al establecimiento, hacer su despistaje, basta que el padre o la madre sepa que su hijo o hija ha iniciado su vida sexual tiene que ir el padre o la madre, al centro de despistaje, como padre tengo que garantizar que esta nueva etapa de su vida se desarrolle con responsabilidad y explicarle que tiene que hacer su control de glucosa, una persona que mantiene vida sexual, en primer lugar tiene que cuidarse, debe usar su protección, idealmente se debe abogar por la fidelidad mutua y “si has tenido un contacto sin usar preservativo vamos a hacerte la prueba”.

No existe número mágico, el hecho simplemente de qué inicien es un motivo de conversación, un motivo tal vez hasta de discusión, de reflexión en la familia un primer momento, en las escuelas, en el trabajo, antes cuando un empleador sabía que tenía una trabajador con sida, lo sacaban, nosotros teníamos que pedir que los vuelvan a reincorporar, ahora no, ahora nos consultan cómo está la salud del trabajador, ese es un avance increíble, antes no se veía eso, chicos de 22, 23 años que están trabajando y el empleador sabe que está llevando el tratamiento, para qué, para que le sigan dando trabajo pero que esté acompañado con el tratamiento. Este es un tema de cultura en salud, las pastillas ahí, los establecimientos para el tratamiento hay, ahora, a diferencia de hace un año y medio, un año, tenemos lugares de la región y probablemente van a ser más, entonces, nosotros necesitamos potenciar el uso de los establecimientos, pero también la cultura y eso va a nivel de educación, va a nivel de medios de comunicación, ¿qué estamos haciendo por los adolescentes que son los grandes afectados y no tienen voz?, porque ellos no tienen comités organizados.

Agradezco al Diario VOCES que ha puesto en la mesa de los hogares el tema y el día sábado han ido jóvenes menores de 20 años a hacerse la prueba de VIH a mi servicio, eso nunca pasado, era por la noticia y muchas llamadas de teléfono. Tenemos más de 50,000 personas con VIH en el país, ellos han adquirido la enfermedad en la adolescencia, sin embargo ¿esperamos que haya una noticia para espantarnos por una cosa que es un compromiso que tenemos todos los adultos con los adolescentes? Sobre todo, darle las herramientas a un docente para que maneje un tema de salud en general, en este caso enfoquémonos en VIH, los medios de comunicación, que manejen ese tema con responsabilidad, los datos los tenemos. El experto en educar es el educador, el experto en dar información son ustedes, nosotros probablemente somos los expertos en la salud, aspiramos a eso en tratar una enfermedad en la familia, ¿quién es el que está con el hijo o la hija en casa? el padre y la madre de familia y así podemos mencionar la iglesia, tantos espacios en los cuales se desempeñan los jóvenes, si cada uno hiciese en su lugar algo, podemos avanzar, pero si ustedes no tienen el material ¿cómo lo difunden? y si nosotros no tenemos la voz, no avanzamos.

¿En San Martín, cuántos fallecidos por VIH tenemos al mes?

Es una triste noticia, solamente le puedo hablar de los pacientes que en algún momento llegaron al hospital y con o sin carga, son cuatro a cinco personas al mes que fallecen con infección de VIH en San Martín, no puedo precisar que en las diez provincias, pero son los casos conocidos en los hospitales de referencia, el año pasado, de la serie de casos que fueron 2, 500, que fueron 62 fallecidos, en este año a la fecha van 15 casos, entonces, una enfermedad controlable, cuándo es tratado oportunamente, lo triste que estos pacientes, muchas veces tuvieron su diagnóstico y no regresaron y no regresan por temor a la discriminación, por miedo, porque creen que el VIH no existe, no tienen síntomas y eso es información del tema, nosotros como Colegio Médico hago mea culpa, tantos años de infectóloga tal vez aún en el hospital se concentra, pero tenemos que salir más hacia la comunidad, intercambiar actividades, información, no podemos hablar de VIH sin que ustedes sepan el dato y en el caso mío debo otorgarles la información, el profesor tiene que manejar la información para que él pueda aplicar lo qué ellos han formado para educar, ustedes para comunicar, nosotros para curar, cada quien en su espacio, pero cuando se potencia está el resultado, una cultura de salud sexual, que eso es lo que se apunta y qué es de lo que realmente carecemos y es necesario también tomar con naturalidad, sin espanto los datos, porque hay una realidad, a cualquiera de nosotros puede tener VIH y si la tenemos, tenemos que afrontarla, tenemos que dar todo de nosotros para salir adelante, Dios quiera que esto no sea uno de los 4 o 5 casos que fallecen al mes.

¿En un tema tan sensible con el VIH, enhorabuena, saludamos la apertura del Colegio Médico, que aborde el tema?

Yo me hago la pregunta después de la noticia, cuántos adolescentes tienen que tener VIH para que sea muy importante la vulnerabilidad de la adolescente, cuál es el número, uno, dos, 30, 35, 100, una vida, cuánto cuesta una vida, una vida de algo que se puede prevenir, hay cosas que nosotros no podemos hacer nada y que la responsabilidad en quien está, en el médico, en los medios de comunicación, en las autoridades, en el papá, en la mamá, en el colegio.

Los análisis se pueden hacer en todos los establecimientos de salud, ahí tienen la posibilidad de hacerse la prueba rápida del VIH, gracias al remezón que ha dado su medio de comunicación se va a tener que fortalecer esa forma de qué tengan acceso, de un padre que quiera hacer la prueba de VIH a su hijo o hija y no sea engorroso sacar una consulta, cuando una prueba de tamizaje es algo tan sencillo, que es la manera de cómo se enfoca en salud pública no debe ser más complejo. Existen muchas fallas, pero tenemos este mes para que a fin de mes nos hagan la pregunta nuevamente y probablemente va a ser otra persona que les conteste, en este momento hay que focalizar con los adolescentes, los jóvenes, por el mismo tema de su vulnerabilidad porque no tienen voz, la voz y se las tenemos que dar nosotros.

Hace aproximadamente año y medio entrevisté a la directora del centro oncológico de Lamas y nos dio un número elevado de mujeres con cáncer al cuello uterino, según la especialista por la alta promiscuidad.

Ahora, yo le diría que las personas con VIH les altera la inmunidad y te vuelves susceptible a infecciones y al cáncer y hay un altísimo porcentaje de jóvenes que tienen algún tipo de cáncer asociado al VIH por esta condición, si no hubieran tenido VIH, ese cáncer no hubiera avanzado, porque una vez que te da una enfermedad avanzada altera tu inmunidad y esa potencialidad que teníamos de cáncer, nuestras defensas se alteran y eso no se recupera porque toda la vida te quedas con esa potencialidad. Cuando apareció VIH más TBC, ahora VIH más cáncer en los jóvenes.

En resumen: Este tabú impide una discusión abierta y efectiva sobre la prevención, el diagnóstico y el tratamiento del VIH.

  • La infección por VIH está creciendo, especialmente entre adolescentes y jóvenes. Este aumento se vincula con varios factores, incluyendo el inicio temprano de la actividad sexual y la falta de diagnóstico precoz debido a la naturaleza asintomática del VIH en sus primeras etapas.
  • El tema del VIH en San Martín y, probablemente, en el país, está envuelto en tabúes y desinformación. La doctora Calderón señala que, aunque hay tratamientos eficaces disponibles, la sociedad no le da la importancia necesaria al VIH, asumiendo simplemente como un conjunto de estadísticas sin abordar el problema de fondo.
  • Entre los jóvenes, el inicio temprano de la vida sexual sin la debida educación y protección aumenta su vulnerabilidad. Muchos adolescentes no son conscientes de su estado de salud debido a la falta de síntomas inmediatos y el retraso en hacerse pruebas diagnósticas. Aquí, la responsabilidad es de los padres, quienes deben garantizar que sus hijos se sometan a pruebas de despistaje de VIH si han iniciado su vida sexual.
  • En términos de cifras, la región de San Martín reporta entre cuatro y cinco muertes al mes relacionadas con el VIH. Este dato refleja no solo la severidad de la enfermedad, sino también la necesidad de una mayor intervención y educación en salud pública para reducir estas muertes.
  • El tema del VIH en San Martín está marcado por un crecimiento preocupante en adolescentes y jóvenes, envuelto en tabúes y desinformación. A pesar de la disponibilidad de tratamientos efectivos, la falta de educación y la persistencia del estigma continúan siendo los principales obstáculos para el control de la enfermedad. Es crucial una acción coordinada entre diversos sectores para enfrentar este desafío de manera integral.

Artículos relacionados

Mantente conectado

34,547FansMe gusta
279SeguidoresSeguir
1,851SeguidoresSeguir

ÚLTIMOS ARTÍCULOS