26.4 C
Tarapoto
lunes, junio 24, 2024
spot_img

Mitos sobre el cuidado del recién nacido (RN) 2da PARTE

El artículo anterior fue muy comentado por nuestros lectores, lo que demuestra el gran interés que existe sobre este tema.

Cuando los hijos adultos comienzan a formar sus propias familias, es posible que sus padres (los nuevos abuelos) quieran darles una mano.

Como mamás o papás experimentados, es posible que recuerden muy bien esas noches de insomnio.

Entonces, ¿quién mejor para dar un consejo o dos?

Pero ha cambiado el conocimiento convencional del cuidado de bebés, y quizá los abuelos de hoy quieran repasar la información más reciente.

Continuamos con los mitos sobre la atención al Recién Nacido…

MITO 13: AL NACER AÚN NO VEN

FALSO. Sí ven, quizás no como un adulto, pero hay visión.

Los recién nacidos ven mejor a una distancia entre 15 y 30 centímetros.

A medida que el niño crece, su visión se va ampliando y al medio año ya ve a la perfección los objetos que se encuentran a una distancia de entre tres y cuatro metros.

Cuando tiene un año, su visión es muy parecida a la de un adulto.

El recién nacido distingue bien los colores y, en los primeros meses, prefiere los contrastes fuertes y los tonos contundentes.

MITO 14: NO SE LES DEBE CORTAR LAS UÑAS LOS PRIMEROS MESES

FALSO. Las uñas de las manos crecen rápido y pueden ser bastante largas y muchos niños se lastiman con ellas la cara.

Para recortar las uñas, hay que usar tijeras romas (sin puntas) y aprovechar un momento en que el niño esté tranquilo o durmiendo.

MITO 15: SI UNA PERSONA SE COLOCA DETRÁS DE LA CABEZA DEL RECIÉN NACIDO, ESTE SE PONDRÁ BIZCO

FALSO. El recién nacido tiene inmadurez en el sistema neurológico y, con mucha frecuencia, no manejan bien el control de sus músculos oculares, por lo que no es raro que los recién nacidos se perciban como “bizcos”.

Este hecho se corrige con el paso del tiempo, sin dejar ningún problema.

MITO 16: LA LECHE MATERNA DE LA MADRE QUE TUVO UN DISGUSTO SE AGRIA Y LE CAE MAL AL RECIÉN NACIDO

FALSO. No hay ninguna relación entre el estado de ánimo y el sabor de la leche.

La excepción es que el estrés puede disminuir la producción de leche.

MITO 17: NO SE LE DEBE TOCAR LA “MOLLERITA” (FONTANELA) A LOS RECIÉN NACIDOS PORQUE QUEDAN TONTOS.

FALSO. Es aceptado que la fontanela anterior es un punto débil en el cráneo del recién nacido, pero con solo tocar (con las manos limpias y con el cuidado necesario), no pasa absolutamente nada.

MITO 18: LAS EVACUACIONES VERDES SIGNIFICAN QUE LA LECHE LE CAYÓ MAL AL RECIÉN NACIDO

FALSO. En el recién nacido, las deposiciones son verdes obscuros, normalmente y se le conoce como “meconio”.

Las heces, al formarse, pueden contener bilis, lo que le da un color verdoso.

El color va cambiando a medida que se mueve hacia abajo en el intestino, pero no es raro (en especial con un tránsito rápido) que se vean en distintos tonos de verde sin implicar ninguna enfermedad.

MITO 19: SI LA MADRE ESTÁ RESFRIADA NO LE DEBE DAR DE LACTAR AL RECIÉN NACIDO PORQUE LE PASA EL RESFRIADO

FALSO. Los virus del resfriado no pasan por la leche materna, pero deben cubrirse la boca y la nariz al dar de lactar.

Por la leche materna pasan anticuerpos que más bien protegen al niño contra los resfriados.

MITO 20: EL DEJAR LLORAR A LOS NIÑOS O PUJAR FAVORECE QUE LE SALGAN HERNIAS

FALSO. Las hernias se presentan al existir una debilidad muscular, generalmente en el ombligo o región inguinal.

El aumento de presión intrabdominal (al llorar o pujar) favorece que protruya (aparezca) la hernia, pero no es la causa de la misma.

MITO 21: A LOS OMBLIGOS SALIDOS (HERNIAS UMBILICALES) HAY QUE PONERLES FAJAS, BOTONES O MONEDAS PARA METERLOS DE VUELTA

FALSO. Las fajas, botones u otras técnicas no resuelven el problema de fondo que causa la hernia.

La gran mayoría desaparecen solas en unos meses.

El aplicar presión constante sobre el ombligo puede lastimar y hasta necrosar la piel. No se recomienda hacerlo.

MITO 22: CONTROLE INMEDIATAMENTE LA FIEBRE PARA QUE NO LE DÉ MENINGITIS

FALSO. Este mito es muy frecuente.

Es muy necesario entender que la fiebre no da meningitis, pero la meningitis sí da fiebre, que es una respuesta del organismo a las inflamaciones, entre ellas, las infecciones y, por lo tanto, es un signo de alerta que requiere un estudio cuidadoso del recién nacido para hacer un correcto diagnóstico y un tratamiento adecuado.

Siempre que el recién nacido tenga fiebre, se le debe llevar al Pediatra.

MITO 23: SI EL RECIÉN NACIDO TIENE DIARREA, SE DEBE SUSPENDER LA LACTANCIA MATERNA

  1. NO. No se debe suspender la lactancia materna.

Se debe continuar con más frecuencia para mantener una buena alimentación y proporcionarle una mayor cantidad de líquidos y sustancias protectoras.

La próxima semana seguiremos mencionando los muchos mitos que hay sobre el cuidado de un recién nacido.

Con esto, creemos que estamos colaborando con los cuidados en esa etapa tan importante.

Dr. HÉCTOR PEREDA SERNA – PEDIATRA

Consultorio: Jr. Independencia Cuadra 7 (Zaragoza) Moyobamba
Atención: lunes a viernes:     mañanas:   de 9:30 am. a 12:30 pm.
tardes:       de 4 pm a 7 pm.
Fanpage: Dr. Héctor Pereda Serna – Pediatra
Celular para citas: 933 839 979

Artículos relacionados

Mantente conectado

34,571FansMe gusta
310SeguidoresSeguir
1,851SeguidoresSeguir

ÚLTIMOS ARTÍCULOS