23.8 C
Tarapoto
lunes, julio 15, 2024
spot_img

Salto necesario: San Martín necesita una política agraria

Por: Edy Tirado

La región San Martín, presenta una economía predominantemente agropecuaria, sus fértiles tierras, humedecidas por numerosos ríos, los microclimas y otras condiciones permite que se produzca café y cacao de alta calidad, así como palmito, algodón y tabaco.

No se necesita ser especialista en economía, ni acucioso investigador para darse cuenta que la agricultura en San Martín, es la principal fuente de empleo, y que es notable que el comercio de las ciudades se ve menguado cuando la agricultura está mal, cuando hay plagas, cuando no hay mercado para los productos, cuando los préstamos leoninos asfixian, -en suma- cuando el abandono a la agricultura es total, el golpe se siente en la ciudad.
Un agricultor que pierde su cosecha y los precios de sus productos son bajos, simplemente no educa hijos, no construye, no se hospeda, muchas veces no almuerza, consecuentemente no dinamiza la economía, la agricultura es una fuente de riqueza, si está mal, todos estamos mal.

Por eso se entiende por qué las potencias como EE UU, subsidien a su agricultura, que les den tratos arancelarios preferenciales, que incluso destinen recursos para subsidiar; que recuerde, en el Perú si se ha subsidiado, si se ha pagado deudas ajenas y privadas, pero de los banqueros, los agricultores y la agricultura siempre han sido los patitos feos, los olvidados de siempre.

Hace poco visite una comunidad nativa en Lamas, sorprendido por la cantidad de sacha inchi que no estaba siendo cosechado, interrogué a los agricultores de la zona, sobre el por qué no cosechaban el sacha inchi, la respuesta fue escalofriante: “si el año pasado estaba entre 11 y 13 soles el kilo y hoy sólo nos quieren pagar 3 soles, para qué voy a perder mi tiempo…”.

De los cafeteros ni hablar, están relativamente hablando, que lloran, precios bajos, plagas y falta de asistencia, este triunvirato los está condenando a una agonía sin precedentes; mientras tanto el gobierno regional, ciego, sordo y mudo, no potencia la Dirección Regional de Agricultura y muchos proyectos agrarios lo siguen manejando desde el Proyecto Especial Alto Mayo PEAM y hasta de la Gerencia de Desarrollo Económico, hecho que genera desorden.

El desorden crea caos, y en el caos no hay desarrollo posible, el Gobierno Regional de San Martín necesita un liderazgo visionario, firme y decidido a mejorar el actual estado de cosas, hay que generar una reingeniería en el aparato administrativo regional, dando preferente atención al desarrollo agrícola, no podemos seguir administrando pobreza, no podemos seguir con una economía primaria exportadora; no hay tantas vueltas que dar, la agricultura necesita ser atendida como prioridad A1.

Artículos relacionados

Mantente conectado

34,573FansMe gusta
324SeguidoresSeguir
1,851SeguidoresSeguir

ÚLTIMOS ARTÍCULOS