Veintidós trabajadores bajo el régimen laboral de la 276, fueron despedidos de forma inesperada por la actual gestión del ingeniero Roaldo López Fulca, director de la Dirección Regional de Agricultura – Drasam, del Gobierno Regional de San Martín, con solo pretexto de que sus contratos han culminado el 31 de enero 2023. Esto ha generado una reacción del Sindicato de Trabajadores que preside Andrés Ledesma Carrascal, quien salió a señalar que dicho acto es totalmente arbitrario y abusivo.  

“No sé, cuáles hayan sido las atribuciones del director y de sus funcionarios para que hayan emitido Veintidós (22) cartas de renuncias a trabajadores que están en la 276 y que han participado de un concurso público el año pasado. Un criterio que malogra la estabilidad laboral, con el solo argumento que se realizará un nuevo concurso público para que a partir de ahí empiece la nueva gestión. Un error, una arbitrariedad que está cometiendo este señor”

Resulta que Roaldo López Fulca, director de la Drasam ha puesto fin al vinculo contractual de trabajadores administrativos, choferes, personal de vigilancia que ya tendrían varios años laborando en la entidad, los mismos que habían formalizado su relación laboral mediante concurso público, realizado por la anterior gestión. Trabajadores que, según lo explicado por el mismo director, habrían terminado ese vínculo laboral el 31 de diciembre 2022.

Los argumentos de la asesora legal de la Drasam

Sobre esto Estela Delgado Maicelo, asesora legal de la Drasam explicó que los veintidós trabajadores habían tenido un corte laboral de sus funciones, hecho que rompió todo vínculo laboral con la entidad.

“Lo aceptaron, porque no presentaron ningún recurso, para que puedan presentar en este nuevo concurso que hubo en enero y marzo del año pasado. Para que puedan concursar no podían tener ningún vínculo con la institución. Luego les celebran contrato inicialmente por tres meses, luego una adenda de seis meses más hasta diciembre, luego vuelven a generar otra adenda hasta el 31 de enero, y concluye. La entidad toma la decisión de dar por concluido esos contratos a razón del vencimiento del plazo. Es decisión de la entidad si renueva o no el contrato. Y en bases a que muchas de esas plazas han venido siendo ocupadas por personal que no cumple con las herramientas de gestión es que estamos reformulando” explicó la asesora legal.

Sin embargo, para el sindicalista Andrés Ledesma Carrascal, bajo ese criterio se debió seleccionar al personal, y no, de manera arbitraria retirarlos a todos, cometiendo un verdadero abuso de autoridad. “Si se hubiera querido tomar una decisión de esa naturaleza, se hubiera hecho en coordinación, con anticipación y con participación del sindicato. A uno molesta que haya ido oficina por oficina a asustar a los trabajadores, diciéndoles que tiene toda la potestad del gobernador, para botar al trabajador que él quiere” declaró Ledesma Carrascal.

Incluso según dijo el sindicalista Roaldo López Fulca, el propio director de la Drasam, no cumpliría con los requisitos mínimos que las herramientas de gestión exigen para el cargo.  Por: César Gonzaga