21.1 C
Tarapoto
viernes, junio 14, 2024
spot_img

Sobre la adquisición de ambulancia fiscalía anticorrupción “Existe dilación en el proceso de los involucrados y las limitaciones administrativas de la pandemia”

Vehículo habría sido ensamblado y sobrevalorado, según denuncia en setiembre del 2020.

Mediante nota de prensa, la fiscalía provincial Especializada en Delitos de Corrupción de funcionarios de Tarapoto, a cargo de la fiscal adjunta, Olga Lilet Orbegoso García, informó sobre los avances de investigación en el proceso de adquisición y entrega de una ambulancia urbana tipo 2, destinada al Hospital Minsa II – 2 de Tarapoto, hechos denunciados en setiembre del 2020.

Funcionarios del Proyecto Especial Huallaga Central y Bajo Mayo (PEHCBM). son investigados por el delito de colusión simple; figuran Olga Pinedo Tangoa (presidente del Comité de Selección), Eliseo Tomasto Fasanando (miembro), Carlos Armando Ríos López (miembro), Juan Luis Céspedes Cachique (miembro), Percy Armando García García (jefe de Almacén), José Roberto Serquén Chanamé (veedor), Raúl Wilfredo Vásquez Tello (representante de empresa).

La acusación fiscal adjunta resaltó que las disposiciones emitidas no hacen mención a la inmovilización del vehículo afectado, por parte del organismo del Gobierno Regional de San Martín. Lamentando la dilación en el proceso por parte los involucrados y las limitaciones administrativas de la pandemia.

Por su parte, el Procurador Regional, Germán Bedoya, dijo que no pueden tocar la ambulancia mientras la Fiscalía no cumpla con los peritajes técnicos. Indicando que, si tocan el vehículo estarían práctica mente borrando cualquier evidencia de los presuntos responsables en esta investigación, según información difundida en Radio Tropical.

Sobre la adquisición de la ambulancia existe un amplio historial, en los medios de comunicación regionales, declaraciones y testimonios de los involucrados.

– En una nota que emitió el programa ENFOQUES el año pasado, la ambulancia moderna de tipo II fue trasferida al MINSA Tarapoto, por el Proyecto Especial Huallaga Central y Bajo Mayo (PEHCBM), en Julio del 2020, pero cinco meses después de la entrega no se tenía conocimiento de su ubicación. El informe describía al vehículo, como la fecha de su transferencia al Hospital de Tarapoto, este contaba con todos los equipos e implementos propios de un vehículo para emergencias.

– Posteriormente la directora del Hospital Jacqueline Castañeda Cárdenas señalaba, que la ambulancia aún no funcionaba porque no tenía la placa y faltaban documentos administrativos.

– El hecho generó intriga a los consejeros regionales durante difíciles días cuando la pandemia golpeaba a nuestra región en octubre del 2020, durante una reunión del consejo regional, en ese contexto el consejero Jorge Corso Reátegui expuso con evidencias fotográfica el informe técnico sobre el mal estado de la ambulancia, con acabados en la estructura que daba indicios de ser un vehículo adaptado y con serias deficiencias.

– En aquella reunión del consejo regional, -octubre del 2020- , se contó con la presencia de la directora del MINSA Tarapoto Jacqueline Castañeda, quien era el Gerente General del PEHCBM Ingeniero Buena Ventura Ríos y entre otras autoridades.

– El precio de la ambulancia, ascendía a S/. 353.990.00 soles, costo que garantizaba que la unidad móvil es nueva y traído directo de fábrica. Pero, para los consejeros regionales y demás interesados del caso; esta ambulancia no es nueva, al contrario, lo definieron como “ambulancia hechiza” por las evidencias en el ensamblaje e implementación.

– Es con todas estas evidencias hecho público el Ministerio Publicó abre una investigación para dar con los responsables de este acto de presunta corrupción. Las alarmas se encendieron cuando un conocido periodista, ubica a la ambulancia en un taller de mecánica.

En la actualidad el Ministerio Público, mediante nota de prensa, dio un avance de la investigación en proceso, señala que:

La fiscalía espera conocer los resultados oficiales de la pericia mecánica practicada al vehículo, para determinar si la ambulancia es de fábrica o fue ensamblada, si cumple o no con las especificaciones técnicas solicitado en la compra del vehículo, entre otras consideraciones de utilidad en la investigación.

Ademán la nota establece, que, desde octubre del año pasado, se viene reprogramando las declaraciones testimoniales de los involucrados y se solicitó información documental a la entidad pública, al nosocomio regional y a la empresa contratista. En tanto, se pidió al Órgano de Control Interno del Proyecto Huallaga Central y Bajo Mayo, informe sobre los actos de investigación dispuestos frente a este caso.

 

No obstante, debido a la escasa disposición de los involucrados, algunas diligencias se encuentran pendientes de ejecución.

La fiscalía, acotó que los hechos materia de investigación, es que si la entidad, amparados en el estado de emergencia, contrató de manera directa con la empresa “Carrión Automotriz S.A.”, la compra de una ambulancia urbana Tipo 2, por un monto de S/ 353.990.00 soles, pues debía incluir equipos médicos y cámara de aislamiento biológico.

Asimismo, luego de su adquisición en junio del año pasado, el Comité de Recepción del Proyecto, informó a las autoridades de la entidad que esta no contaba con placa que consigne año y fecha de fabricación, presentaba 1103 kilómetros recorridos y presentaba discos con ralladuras profundas; sin embargo, en julio de 2020, se firmó el acta de recepción el vehículo en buen estado. Detalles de carácter técnico, administrativo y legal que la fiscalía que investiga, finaliza la nota del Ministerio Público.

Por: Roldan Macedo A.

Artículos relacionados

Mantente conectado

34,547FansMe gusta
279SeguidoresSeguir
1,851SeguidoresSeguir

ÚLTIMOS ARTÍCULOS