martes, agosto 9, 2022

Más de 200 investigaciones por tráfico de madera en Fiscalía Ambiental en Alto Amazonas

Madereros ilegales dan mal uso a permisos forestales de comunidades indígenas

Tráfico ilegal de madera, es el delito más recurrente en la provincia de Arto Amazonas. Se incautó más de 70 mil pies tablares de madera que se han entregado a la autoridad competente para que proceda de acuerdo a sus atribuciones.

La madera aserrada o en trozas en grandes cantidades, llegan a los puertos y embarcaderos de Yurimaguas casi a diario, y nunca se sabe si estas proceden de algún permiso forestal o de zonas no autorizadas.

La Policía, Fiscalía Especializada o la Entidad de control forestal, intervienen cuando reciben una denuncia o dato de que la madera en tránsito es de origen ilegal.

Para este informe especial para VOCES, la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de Alto Amazonas (FEMA) a cargo de la Dra. Bertha Rengifo Vásquez, accedió a una entrevista para conocer algunos otros detalles de la lucha contra la tala ilegal de los bosques y de la fauna silvestre.

La Fiscal Bertha Rengifo, corrobora lo que desde hace muchos años es vox pópuli que, de todo el cargamento de madera que sale de la selva de Alto Amazonas, no todo es legal, pues hay tráfico ilegal muchas veces difícil de detectar.

INVESTIGACIONES PERTENECEN SÓLO AL 2021

En lo que va solo del 2021, la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de Alto Amazonas, tiene más de 200 investigaciones entre procesos en curso y sentencias condenatorias de delitos contra los bosques y formaciones boscosas, según reveló la fiscal.

Agregó que hay procesos también donde los sentenciados, pagaron reparaciones civiles y tienen orden judicial de reforestar las zonas de dónde extrajeron la madera.

BERTHA RENGIFO VÁSQUEZ, Titular de Fiscalía. Especializada en Materia Ambiental de A.A

PREBENDAS EN COMUNIDADES NATIVAS DAN MAL USO A PERMISOS FORESTALES

La Fiscal también reconoce otro antecedente que es el mal uso de los permisos forestales que se otorgan a las comunidades indígenas, donde el maderero convence al APU y a otras autoridades comunales a cambio de alguna dádiva, para la entrega del permiso y extraer madera de zonas no autorizadas.

En ese contexto dijo que, hay investigaciones a madereros, a miembros de las comunidades nativas y a personal administrativo de la entidad de control, por información falsa.

El pasado 16 de octubre, la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de Alto Amazonas FEMA ha inmovilizado 19 mil pies tablares de madera de la especie lupuna presuntamente ilegal, ante denuncia de acopio en la comunidad Getsamaní,Distrito de Balsapuerto. La madera aserrada se encontraba pintada con número de contrato de la Comunidad San Vicente; sin embargo, de acuerdo a la denuncia, la madera procedía de Getsamaní.

Cumpliendo con el proceso investigatorio, la Fiscal Bertha Rengifo, señala que, con el informe de verificación de la entidad competente, la madera tiene procedencia legal al salir del permiso de San Vicente, por lo que se está por resolver con el levantamiento de la inmovilización; no obstante, la investigación continuará para determinar el permiso forestal de la comunidad San Vicente, y los problemas limítrofes con otras comunidades no reconocidas.

Luis Alberto Gonzales-Zúñiga, ex director de SERFOR

TESTIMONIO DEL EX DIRECTOR DE SERVICIO NACIONAL FORESTAL Y DE FAUNA SILVESTRE (SERFOR)

Luis Alberto Gonzáles-Zúñiga, quien fue retirado intempestivamente de su cargo en junio de este año, asegura que una de las principales resistencias que encontró durante su gestión para luchar contra la tala ilegal y el tráfico de madera provino de los gobiernos regionales, precisamente los de Loreto y Ucayali. Sostiene, además, que uno de los temas que causó más recelo fue la propuesta del Serfor que apuntaba a intervenir en los puestos de control forestal.

“Hay más de 165 garitas de control forestal en todo el país, pero más que cumplir un rol de control, son como un peaje. Lo que hicimos fue analizar cuántos de esos puestos de control eran los cruciales e identificamos seis. El más importante de ellos es el de Corcona que está en la entrada de Lima y los otros están entre Loreto, Ucayali y Madre de Dios, que son las regiones de donde sale el 80 % de la madera de todo el país”, señala Gonzales-Zúñiga.

El exfuncionario precisó que las autoridades nacionales estaban alertadas sobre la extracción ilegal de madera durante la cuarentena en estas tres regiones. De acuerdo a su versión, al día siguiente de que el Gobierno iniciara la fase 1 para la reactivación económica, tanto en Ucayali como en Madre de Dios había un promedio de 100 camiones llenos de madera listos para salir al mercado nacional.

“Lo que ha ocurrido durante la cuarentena ha sido tremendo. Informamos al Ministerio de Agricultura (sector al que está adscrito el Serfor) que había gente trabajando ilegalmente en los bosques y sin control, y que eso era un mensaje de debilidad del gobierno a los delincuentes, pero no atendieron este llamado. Nuestra propuesta fue que no se reactive el sector forestal en estas regiones debido al elevado número de contagios por COVID-19, pero vemos que eso no es lo que han decidido”,precisa Gonzales-Zúñiga.

Artículos relacionados

Mantente conectado

33,231FansMe gusta
3SeguidoresSeguir
1,829SeguidoresSeguir

últimos artículos