26.8 C
Tarapoto
martes, noviembre 29, 2022

COMUNICADO

comunicado

Ante la persistencia y reiterativa frecuencia con que viene expresándose un individuo cuya catadura moral está a la altura de sus expresiones, específicamente referidas a mi persona, con agravios, insultos, frases denostativas, improperios propios del lumpen callejero, utilizando para ello medios de comunicación local y las redes sociales, de las cuales algunos comunicadores toman nota y asumen muy irresponsablemente, dando a estas malhadadas aseveraciones la condición de realidad, manifiesto a la población en general mi decisión de adoptar las medidas legales del caso.

Quiero dejar taxativamente establecido que esto lo hago en defensa del honor personal, familiar y profesional, pues no es posible que se asuma el hecho de guardar silencio por mi parte, ante estos hechos, como un estado o síntoma de debilidad o en el peor de los casos, aceptación del hecho, sino como un espacio de reflexión al cual nunca se ha llegado, muy por el contrario, se enfatizó la agresión verbal.

Soy respetuoso de los derechos y deberes constitucionales, siendo uno de ellos la libertad de expresión: pero debe tenerse en cuenta que una opinión admitida como verdadera debe enfrentarse a una opinión contraria, a fin de fortalecer la comprensión y las convicciones sobre su contenido y si actuamos en contrario, estamos siendo cómplices de un situación que afecta los derechos de la otra parte. Tengo derechos constitucionales fundamentales y uno primordial, inherente a mi condición de persona, es la salvaguarda de la dignidad y el honor. El primer artículo de nuestra constitución es, justamente, la defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad, como fin supremo de la sociedad y del Estado. A esto me acojo.

No puedo dejar de mencionar que el ejercicio libre de las profesiones, especialmente el de prensa, establecen ciertas condiciones, como el no afectar la honorabilidad de las personas, pues esta constituye un bien patrimonial personal, inalienable, único e imprescriptible. Las transgresiones que a ella se hagan, son responsabilidad no solo de quienes las expresan, sino de quien utilizando y siendo responsable de un medio de comunicación, lo permite.

Me reservo, por tanto, el legítimo derecho, en todas las instancias, a la defensa de un patrimonio personal que viene siendo menoscabado indiscriminada e irresponsablemente. Sobre todo teniendo en cuenta que esto viene afectando la estabilidad emocional de mis familiares.

Morales, agosto de 2 015.

ALFONSO DEL AGUILA VALERA
DNI 01062128

Artículos relacionados

Mantente Conectado

33,693FansMe gusta
55SeguidoresSeguir
1,856SeguidoresSeguir

Últimos artículos