21.8 C
Tarapoto
domingo, julio 14, 2024
spot_img

La asamblea constituyente no es un pretexto señora Boluarte

Es el inicio para que no haya más personas como ustedes y otárolas que pretenden imponer formas de gobierno contra el pueblo

No hay un solo jefe de Estado en el mundo (salvo dictaduras), que estén de pie(gobernando), con un saldo de 50 muertos, consecuencia de una mujer que se casó(políticamente) con el fujimorismo de la ultraderecha, noviazgo que se dio, aun antes del suicidio político de Pedro Castillo.

CONFESIONES QUE PODRÍA HACERSE CASTILLO EN ALGÚN LEJANO FUTURO

Que, seguramente en algún momento de la historia futura nos compartirá su lamento el por qué no fue capaz de cumplir su teoría de que, no le daría trabajo ni de portero (en referencia a Vladimir Cerrón), que fue una inmensa cuota de su derrumbamiento político.

Que, seguramente les dirá a los del Bloque Magisterial, qué tan rápido abandonaron el clamaron de miles de maestros que piden remuneraciones justas; de seguro a la representante de San Martín(Lucinda Vásquez), le dirá a dónde fueron a quedar los largos años de amistad que tuvieron y que se habían hecho más sólidas en la huelga magisterial del 2017, y luego a la hora de las verdades, se abstiene en la votación, completando los 21 congresistas que demostraron tener una mirada ambiciosa económicamente y que fue el duro golpe de la derecha(vacancia), sobre el más duro golpe que él mismo se dio, decidiendo auto eliminarse políticamente por la escasez o nula malicia hacia su ministro del interior que le hizo creer que las fuerzas armadas le iban a apoyar.

Seguramente, Pedro Castillo, se hará una mea culpa también, por haber involucrado a su familia, amistades más cercanas y recomendados en asuntos serios y de mucha responsabilidad económica en el aparato del Estado con el cargo del manejo de millones de soles, cuando muy lógico y coherente hubiera sido, mantenerse a la distancia de todos estos privilegios.

Ciertamente, esta parte de mi reflexión es muy discutida, no porque Pedro Castillo en su condición de maestro rural y hombre del campo se hubiera aferrado a ser un santo desde el gobierno. Ningún ex presidente lo fue, al contrario, fueron peores, solo que la prensa no se ensañó con ellos como se prendieron a odio de muerte con Castillo.

Seguramente le cuestionará a Dina Boluarte(alias baluarte), por su incon secuencia a los principios y por su traición a una línea de gobierno cuando le dijo a Castillo en Puno, que si la vacan a nuestro presidente yo me voy con él.

Claro que se fue, pero se fue con el fujimorismo de la ultraderecha que nunca descansaron en verle caído a Castillo y que siguen trabajando a través de Otárola como primer ministro y a través de un desprestigiado Congreso que celebraban sonrientes y con aplausos cuando este gamonal del gabinete decía en su presentación en el Congreso, poner orden en el país y recuperar la democracia.

EL orden la hundieron ustedes señores, con balas y más balas; el orden lo están llevando ustedes al despeñadero cuando se pretende calmar a miles de manifestantes a punta de cañón y cuando no quieren aceptar la realidad de que el pueblo no los quiere por una sencilla razón: el sistema político neoliberal en el Perú ya caducó; no están gobernando para los pueblos del interior del país, siempre han gobernado para Lima que es el Perú principal.

¿Dé qué democracia hablan? Si ustedes al país le están convirtiendo peor que una dictadura, tratando de cambiar más de 50 artículos de la Constitución a su antojo y bajo el silencio cómplice de los medios de comunicación de Lima.

ASAMBLEA CONSTITUYENTE ¡URGENTE!

La Asamblea Constituyente no es un pretexto señora Boluarte, como muy equivocadamente lo dice. Preguntémosle al pueblo y una manera de preguntarle va a ser cuando se convoque a elecciones en el menor tiempo posible.

No le tengan miedo al pueblo, el pueblo está harto de esta Constitución fujimorista del 93; el pueblo está harto por esta Constitución que fue redactada con las “mejores luces” del neoliberalismo social y sobre todo económico.

No comparto con algunos comunicadores y periodistas cuando dicen que no es el momento para emprender una nueva Constitución. ¡No jodan! Es el mejor momento, ¿acaso en los tiempos de paz y de armonía se piensa en cambios constitucionales? Se necesita en tiempos de zozobra social y económica como estos tiempos; se necesita reformas que nazcan de las múltiples necesidades y propuestas del pueblo, no de este paupérrimo Congreso que no sirve ni a Dios ni al diablo.

Artículos relacionados

Mantente conectado

34,574FansMe gusta
324SeguidoresSeguir
1,851SeguidoresSeguir

ÚLTIMOS ARTÍCULOS