Paolo Guerrero contó las amenazas que recibió su madre, motivo por el que decidió desistir de jugar en el fútbol peruano con César Vallejo.

El delantero Paolo Guerrero confirmó este jueves que no jugará por Universidad César Vallejo, a pesar del contrato que firmó con el club trujillano por la temporada 2024, debido a las amenazas que recibió su madre Petronila Gonzales tras conocerse su llegada al fútbol peruano.

En entrevista con “América”, Paolo Guerrero dio sus razones para dar marcha atrás al vínculo que los une con los “poetas” a razón de las amenazas que se produjeron desde que se unió oficialmente con el elenco peruano.

“El día que firmamos el contrato fue durante una tarde y vía WhatsApp, ya teníamos días negociando, firmé el contrato y se lo envié a mi abogado, quien era el que estaba en contacto con César Vallejo, sobre todo con Richard Acuña (presidente del club). Era felicidad y tranquilidad, ya me hacía la idea que iba a viajar a Trujillo. Por la noche de ese día, alrededor de las 8:00 p.m., mi mamá me llama muy preocupada a decirme “mira los mensajes que me han mandado, qué hago con esto”. Estaba muy nerviosa. Hablaban con amenazas, era muy corto”, contó el goleador.

“Le dije que esté tranquila, que no sabíamos quién era esa persona, que apunte el número y que lo iba a ver con Julio García (abogado de Guerrero). Le repetí que no pasaría nada, el Perú me quiere. Conversé con mi abogado, no sabíamos hasta dónde podría llegar esto”, indicó.